Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

La respuesta del Arzobispo al anuncio público de homosexualidad de un sacerdote

Comparte
Comenta

"La propia historia de Greg nos recuerda a cada uno de nosotros el llamado de Dios a continuar creciendo en comprensión y vivir vidas santas y castas"

El padre Gregory Greiten, de la parroquia de Santa Bernardita en Milwaukee (Wisconsin, Estados Unidos), dijo a sus feligreses el pasado domingo 17 de diciembre, en la Misa de las 10:30 de la mañana, que “ya no viviría más en la sombra y el secreto” y que, de aquí en adelante, “planeaba ser auténtico para sí mismo”. Les dijo a sus fieles, a la hora de la homilía, que era homosexual.

Una gran ovación de los fieles cerró la declaración de Greiten, según ha relatado el Milwaukee Journal Sentinel. ¿Por qué lo hizo? Al revelar su orientación sexual, el sacerdote estadounidense dijo que quería ser “modelo a seguir” para los demás (sin especificar, desde luego, quiénes eran “los demás”).

 

La postura del arzobispo

Greiten se reunió con el arzobispo de Milwaukee, Jerome Listecki, antes de salir a declara su homosexualidad, según dijo una portavoz de la arquidiócesis de Milwaukee.

“Apoyamos al Padre Greiten en su propio viaje personal y contamos su historia de cómo llegó a comprender y vivir con su orientación sexual”, dijo el arzobispo Listecki en un comunicado el lunes. “Como la Iglesia enseña, aquellos con atracción hacia personas del mismo sexo deben ser tratados con comprensión y compasión”.

Luego, el arzobispo expresó en el comunicado: “Mi preferencia habría sido no anunciar públicamente esto, porque puede ser confuso para algunas personas si alguien con la misma atracción sexual puede ser sacerdote. Sin embargo, como sacerdotes que han hecho una promesa y compromiso con el celibato, sabemos que cada semana hay personas en nuestras bancas que luchan con la cuestión de la homosexualidad”.

“La propia historia de Greg nos recuerda a cada uno de nosotros el llamado de Dios a continuar creciendo en comprensión y vivir vidas santas y castas”, terminó diciendo en su comunicado el arzobispo Listecki.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.