Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 06 mayo |
Santo Domingo Savio
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Preparando tu fiesta de Navidad? Conoce al santo patrón de la hospitalidad

ST MEINRAD

St. Meinrad Archabbey

Philip Kosloski - publicado el 21/12/17 - actualizado el 21/12/17

San Meinrado trataba a todos sus invitados con gran dignidad, al margen de quiénes fueran

Durante los últimos días previos a la Navidad, todo el mundo parece estar muy ajetreado con preparaciones de último minuto para sus fiestas navideñas. Sea la fiesta elaborada o sencilla, con familia o con amigos, el objetivo es ser un anfitrión hospitalario para todos, facilitando un acontecimiento que disfruten todos los presentes.

San Meinrado es un intercesor perfecto para ocasiones así, ya que tras su muerte fue conocido como el “mártir de la hospitalidad”.

Nacido en Suiza en una familia noble del siglo IX, Meinrado (o Meginrado) sintió la vocación de consagrar su vida a Dios. Al principio se unió a la Orden Benedictina, fue ordenado sacerdote y, más tarde, se hizo profesor. Allí aprendió la Regla de san Benito, quien instruía a sus monjes sobre la manera apropiada de recibir a los invitados.

A todos los huéspedes que se presenten en el monasterio ha de acogérseles como a Cristo, porque él lo dirá un día: “Era peregrino, y me hospedasteis” [Mateo 25,35]. A todos se les tributará el mismo honor, “sobre todo a los hermanos en la fe” [Gálatas 6,10] y a los extranjeros. Una vez que ha sido anunciada la llegada de un huésped, irán a su encuentro el superior y los hermanos con todas las delicadezas de la caridad. (…) Hasta en la manera de saludarles deben mostrar la mayor humildad a los huéspedes que acogen y a los que despidan; con la cabeza inclinada, postrado el cuerpo en tierra, adorarán en ellos a Cristo, a quien reciben.

Sin embargo, Meinrado se sintió llamado a una vida más profunda de contemplación y reclusión, así que se hizo eremita siguiendo el ejemplo de los Padres del Desierto. Fue eremita en la Selva Negra, pero su santidad era famosa y los visitantes acudían en multitud a su pequeña choza en el bosque.

Entonces, el 21 de enero de 861, Meinrado recibió a un par de ladrones. Les dio la bienvenida con toda dignidad, les ofreció cobijo y alimento, aunque su apariencia fuera sospechosa. Cuando los visitantes se dieron cuenta de que Meinrado no tenía nada de valor que robar, decidieron darle muerte. Su muerte fue considerada por los locales como un martirio, aunque no muriera directamente por su fe en Cristo.

Aquí tenéis una breve oración a san Meinrado para pedir su intercesión para lo que quiera que necesitéis.

Dios todopoderoso y eterno,
Tus prodigios brillan a través de los méritos de tu santo mártir Meinrado.
Te pedimos que, así como le coronaste con la gloria del sufrimiento por Tu Nombre,
ahora recibamos ayuda por sus oraciones para recibir Tu misericordia.

San Meinrado, por favor, ayúdame en mi necesidad [decir intención].

Te pedimos esto por nuestro Señor Jesucristo. Amén.

Tags:
hospitalidadnavidadsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
2
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
3
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
6
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.