Aleteia

¿Sabes ya cuál es el color del año 2018?

Redpixel.pl - Shutterstock
Comparte
Comenta

Pantone ha escogido un tono que comunica originalidad e inconformismo. A partir de ahora lo verás por todas partes.

Pantone y el Color del Año se están convirtiendo en un acontecimiento anual. No duden que en breve será tan esperado como los Oscar o las estrellas Michelin.

Pues bien, ya tenemos aquí el Color del Año 2018: el ultra violeta.

© Pantone - Facebook

El tono escogido es de la familia de los púrpuras, mezcla de rojo y azul, y llega como una apuesta que hace la empresa Pantone pero al mismo tiempo con poco riesgo, puesto que ellos conocen muy bien la experiencia de sus décadas de trabajo en el sector del color.

El ultra violeta expresa inconformismo, lo no convencional, la experimentación… Lo escogieron 40 expertos de Pantone, que cruzan información procedente de todas las áreas: economía, política, sociología, arte, dibujo, historia, diseño…

¿De qué sirve el Color del Año? Para muchos profesionales y empresas, el color forma parte de los productos que fabrican, más de lo que uno podría creer: desde sombra de ojos hasta automóviles, cortinas, papelería, packaging… A muchos les sirve saber con antelación qué color va a estar de moda para acertar en la elección a la hora de convencer a sus clientes: un frasco, una carrocería, una laca de uñas… Ni que decir que el color de la ropa: una blusa, un foulard o unas zapatillas deportivas.

© Pantone - Facebook

El Ultra Violet (ultra violeta) corresponde al código 18-3838 del catálogo de Pantone, que muchas personas habrán visto sin saber que era eso. ¿Recuerdan cuando va el pintor a casa y despliega una especie de abanico para que usted le diga exactamente de qué tono quiere la pared del salón? Pues ese “abanico” es el catálogo de que hablamos.

Una moda que nos gustará

Establecer el Color del Año dice muchas cosas acerca de cómo funcionamos el público, los consumidores. Por una parte queremos ser originales, pero por otra cada uno de nosotros tiene cierto miedo a la novedad, de manera que a veces la primera impresión de un color nuevo sería de rechazo o de duda. Si ya nos resulta familiar, entrará mejor. por eso, al proponer un Color del Año, lo que hace Pantone es forzar una moda (la moda es aquello que más se usa).

Más o menos el sistema de la moda vendría a funcionar del siguiente modo: escogemos un color, se propone a los fabricantes, ellos lo introducen en el producto, sale al mercado y el mercado primero lo recibe como novedad. Luego lo incorporará totalmente y se habituará. En un año ya formará parte de nuestro armario, de nuestro neceser, de nuestra decoración en casa, de nuestros utensilios…

¿Cuesta que nos acostumbremos?

Ahora nosotros, el público, somos quienes vamos a decidir si nos complace ese tono, si lo vemos adecuado… Pero ya les adelanto que suele pasar lo siguiente: la primera vez que uno ve el color pone cara de “uf, qué raro”, la segunda dice “ah, ya lo conozco” y la tercera “pues no está tan mal”. Les doy dos ejemplos de esta progresión: el rosa chicle (pasó de ser un color de bebés a ser utilizado por Angela Merkel y Paris Hilton) y el amarillo (pasó de ser el color de los buzones de Correos o los contenedores de residuos de plástico a estar presentes en la moda de una forma habitual).

Leatrice Eiseman, directora ejecutiva de Pantone Color Institute, ha declarado en The New York Times,  que el Ultra Violet “es el más complejo de los colores, porque se necesitan dos tonos que son diametralmente opuestos, azul y rojo, y los une para crear algo nuevo”. Lo comparaba a los elegidos en años anteriores, el Greenery, el Marsala…

¿Cuál es la primera impresión que les produce?

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día