¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Por favor ayúdanos a mantener la luz.
COMPROMÉTETE AHORA
Aleteia

Los cuerpos de los santos son sagrados

mo pie/Flickr
Comparte

El Vaticano “prohíbe el comercio y la venta de reliquias”

“Las reliquias en la Iglesia: Autenticidad y Conservación” es el titulo del  nuevo documento de la Congregación de las Causas de los Santos del Vaticano, que sustituye el Apéndice de la Instrucción “Sanctorum Mater”.

En la Instrucción se enfatiza que están absolutamente prohibidos el comercio – es decir el intercambio de una reliquia en especie o dinero – y la venta de las reliquias – ósea, ceder la propiedad de una reliquia a cambio de su valor establecido con un precio, así como su exposición en lugares profanos o no autorizados.

En otras palabras, los cuerpos de los santos son sagrados. Así se reitera que el comercio por ejemplo de huesos, como sucedía en el Medievo, o más recientemente, en el mercado negro, es una práctica prohibida. Lo mismo sucede con los objetos que ha usado un santo. El culto a las reliquias requiere una autorización por parte de la Iglesia.

De esta manera, en la Instrucción se recuerda la disciplina concerniente a los restos mortales de los Siervos de Dios y de los Venerables, cuyas causas de beatificación y canonización están en curso.

Igualmente, se indica que hasta que no son elevados al honor de los altares sus restos mortales no pueden gozar de ningún culto público, ni de los privilegios que están reservados solamente al cuerpo de quien ha sido beatificado o canonizado.

La Congregación de las Causas de los Santos ha instado una serie de pasos para obtener el consentimiento de la veneración y el traslado de las reliquias.

En la Iglesia católica, las reliquias siempre han recibido particular atención. El nuevo documento que sustituye el Apéndice de la Instrucción “Sanctorum Mater”, se dirige “a los Obispos diocesanos, a los Eparcas y a cuantos les están equiparados por el derecho”.

En pasado, el Vaticano había advertido a los católicos que comprar reliquias es un sacrilegio. Precisamente, por el auge que había tenido la compra-venta en sitios en internet de pequeños trozos de ropa utilizada por el san Juan Pablo II y, supuestos pedazos de la Sabana Santa de Turín. Además, de la desaprobación de venerar como si fuera una  reliquia objetos que se deduce han sido usados por el papa Francisco como en el caso de los solideos, las casullas o las estolas, entre otros objetos comercializados para estafar a los fieles, como ha denunciado la prensa italiana en algunas ocasiones.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.

Millones de lectores en todo el mundo - incluyendo miles de cristianos de Oriente Medio - cuentan con Aleteia Árabe para informarse, obtener inspiración y aliento. Por favor considera la posibilidad de ayudar a esta edición con un pequeño donativo