Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La habitación de Santa Teresa de Calcuta

MOTHER TERESA,ROOM
Jeffrey Bruno | Aleteia
Comparte

Conoce el lugar donde Madre Teresa vivió, trabajó y murió

Esta es la habitación en Calcuta, India, donde la Madre Teresa vivió y trabajó desde la década de 1950 hasta su muerte en 1997.

La madre celebró reuniones del Consejo, tomó llamadas telefónicas, escribió cartas y se reunió con las Hermanas en este lugar. Su puerta siempre estaba abierta para ellas.

En la fotografía tomada por Jeffrey Bruno para Aleteia podemos ver el mapa del mundo y el mapa de la India que sirvieron para ayudar a Madre a mostrar a sus Hermanas dónde se abrieron las fundaciones.

La tabla manuscrita enumera los nombres de los fundamentos de las Misioneras de la Caridad que existían en el momento de la muerte de la Madre. Fue desde esta habitación y desde esta cama donde Madre Teresa partió al encuentro con Dios. 

En su lucha por respirar, justo antes de morir, Madre Teresa miró fijamente la Cruz y la corona de espinas debajo de la imagen enmarcada de la Santa Faz de Jesús.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.