Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 11 mayo |
San Francisco de Jerónimo
home iconActualidad
line break icon

Mindhunter: Darle sentido a lo que no tiene sentido

MINDHUNTER

Netflix

Ramón Monedero - publicado el 12/12/17 - actualizado el 12/12/17

La serie de Netflix se inspira en el caso real que llevó al FBI a replantearse la clasificiación y el trato de determinados delicuentes cuando el apelativo “asesino en serie” aún no existía

En Mindhunter hay dos nombres fundamentales, Joe Pehall y David Fincher. El primero es el menos conocido de los dos, al menos internacionalmente porque en determinados círculos londineneses debe estar considerado poco menos que una celebridad.

Penhall es un consumado dramaturgo ganador de numerosos premios que incluso escribió el guión de un éxito unánime de crítica como La carretera (2009). Tal vez por esto en Mindhunter se hable tanto y pasen tan pocas cosas delante de la cámara. Más adelante explicaremos esto.

En esencia Mindhunter va sobre como la gente habla con la gente. O mejor, sobre cómo hablar con alguien para tratar de adivinar qué clase de demonio hay detrás de una máscara de hombre corriente y moliente. Puede que junto con Aaron Sorkin(creador de El ala oeste de la  Casa Blanca) nadie haga hablar mejor a sus personajes que Joe Pehall aunque claro, para esta ocasión el escritor no se ha buscado a un tipo cualquiera que ponga en imágenes su propuesta.

A David Fincher (Seven, Zodiac) también le gusta mucho filmar a agente hablando en sus películas, quiza por esto lo haga tan bien y quizá por esto ya trabajara con Aaron Sorkin en La red social. Fincher sabe muy bien cómo filmar a gente hablando probablemente porque sabe que un diálogo bien escrito y bien organizado puede resultar tan tenso, trepidante o emotivo como la mejor escena de acción y aventuras.

Otra cosa que diferencia a Mindhunter de otras series o películas es su punto de partida. Al contrario que la inmensa mayoría de las ficciones para cine o televisión, Mindhunter está basada en un ensayo, “Mind Hunter: Inside FBI´s Elite Aerial Crime Unit” escrito por el ex agente John E. Douglas. El libro, y la película, tratan sobre una época a finales de los setenta en la que el FBI comenzó a darse cuenta de que había que tratar y que catalogar a determinados criminales como asesinos en serie, solo que aún no sabían que eran asesinos en serie.

Durante años el FBI estuvo entrevistando, casi en secreto y sin apenas presupuesto, a “célebres” asesinos americanos del calibre de Charles Mason, Ed Gein (que inspiraría lejanamente Psicosis) o Ted Bundy. El objetivo de esta iniciativa era la de dotar de sentido a lo que no tenía ningún sentido. ¿Cómo encontrar un patrón, algo a lo que agarrarse, que le otorgara algún sentido, por remoto que fuera, al sinsentido?

Pese a todo lo dicho hasta aquí, que nadie espere encontrarse con violencia descarnada o truculencia visceral. En Mindhunter no hay un ápice de violencia explícita de hecho, ahí radica buena parte del interés de la ficción.

La violencia y la truculencia casi no es palapable en las imágenes de la serie pero sí que lo es, y mucho, en sus diálogos e incluso en su atmósfera. O sea, que no vean la serie en familia ni quitando el sonido, porque al final habría algo, en sus fotografías, en su planificación, en su montaje, en su tono que denotaría que es insano de lo que se está hablando.

En cualquier caso, lo mejor que tiene Mindhunter es la sensación de estar viendo una película clásica con los métodos propios del cine moderno. Es decir, Mindhunter está pensada como se pensaba antes el cine clásico, poniendo el acento en los diálogos, en la planificación, en la atmósfera, en el ambiente, en la relación entre los personajes y la interpretación de los actores.

Al mismo tiempo Mindhunter es de un modernismo rabisoso esencialmente por lo mismo, por sus diálogos, por su planificación, etc… ¿Por qué?

Porque hoy día son pocos los que se fían tanto en sus historias y en sus personajes como para depositar toda la responsabilidad en ellos y esto es lo que pasa en Mindhunter. Y esto, a la vista de las circunstancias, es puro modernismo.

Tags:
cine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
5
FATIMA
Philip Kosloski
Fotos rara vez vistas de los videntes de Fátima, Lucía, Jacinta y...
6
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
7
Obvious
Mamá, me tengo que ir
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.