Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 22 septiembre |
San Mateo
home iconDesde Roma
line break icon

¿Por qué el Papa habla de cambiar el Padre Nuestro en italiano y francés? 

Papa Francesco ospite di Don Marco Pozza a "Padre Nostro"

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 11/12/17

El Pontífice asegura que existe un ‘error’ en la traducción...

El Padre Nuestro es la oración cristiana más importante y compartida. En el Evangelio de Lucas (11, 1) y Mateo (6,9), se narra que Jesús enseñó a sus discípulos a orar. Han pasado más de 2000 años y la traducción en italiano de esta emblemática oración se ha puesto en entredicho. Lo hizo recientemente el mismo papa Francisco.

Probablemente, el problema esté en la frase en latín: «Et ne nos inducas in tentationem«, la sexta parte de la plegaria, que literalmente traduce al italiano: «Non ci indurre in tentazione”. En el italiano moderno, indurre tiene el sentido de «inducir, provocar».

“En la oración del ‘Padre Nuestro’, en la que se dice que Dios nos induce a la tentación, la traducción no es muy buena”, dijo el Pontífice durante el programa de televisión italiano, TV2000, transmitido en la noche del 6 diciembre de 2017.

«Incluso los franceses han cambiado el texto con una traducción que dice: ‘no me dejes caer en la tentación’: soy yo el que cae, no es él que me lanza en la tentación para luego ver cómo caí. Un padre no hace esto, un padre ayuda a levantarse inmediatamente”, explicó.

Aquel que te induce a la tentación es Satanás, ese es el oficio de Satanás”, concluyó el Papa.

En realidad, como veremos a continuación, el Papa no hace sino escuchar a los obispos italianos, que llevan casi 30 años planteando la necesidad de revisar la traducción.

¿Qué dice el Padre Nuestro original?

Las versiones litúrgicas que se rezan en los diferentes idiomas provienen del latín, que a su vez es una traducción del griego y este una traducción del arameo, la lengua de Jesús.

En tal caso, consultando con un biblista, podemos considerar que el sentido de la frase del Padre Nuestro en griego (el original) es que Dios ‘no nos deje caer en una prueba’.

Así, la traducción al italiano (en alemán y en latín vernáculo) no es muy precisa. De esta manera, la Conferencia Episcopal Italiana, órgano que reúne a los obispos del ‘bel paese’, quiere cambiar la oración desde 1988 y a la luz de la observación informal del Papa, esto podría acelerar el proceso de revisión del Misal Romano en italiano.

El Papa no mencionó el español, porque la traducción oficial actual, muy correcta, es “no nos dejes caer en la tentación”. Y por ende, es una traducción que entra en el sentido de bondad de un Padre que nos acompaña, como evoca Francisco la enseñanza original de Jesús.

Por ello, Francisco resaltó que la Iglesia católica en Francia había adaptado el texto a uno que reza: «Et ne nous laisse pas entrer en tentation» que traduce “Y no nos dejes entrar en la tentación”. Frase que se ajusta más a una debilidad humana y no a Dios.

En efecto, detrás del Padre Nuestro también es paradójico notar la actitud de los discípulos de Jesús: ¿Por qué los apóstoles piden a Jesús que les enseñe a orar? Ellos, como judíos, ya sabían orar y lo hacían en común; en las Sinagogas y en varios momentos de la jornada.

Ellos descubren con Jesús una nueva forma de vivir la fe. Jesús esperó a que ellos mismos se lo pidieran. En la versión de Mateo, el Padre Nuestro es más largo (Mt 6,9). Igualmente en las dos versiones en el Evangelio, la oración es hecha por los discípulos como hijos de Dios.

En el tiempo de los discípulos, llamar a Dios, ‘Padre’, era un privilegio. Los judíos no lo hacían normalmente por respeto y reverencia.

En 2001, la Congregación para el Culto divino indicó las nuevas normas de traducción de los textos sagrados:  la Liturgiam authenticam, y que ahora tienen que ser cambiadas, como dispuso el papa Francisco en el motu proprio Magnum Principium, con la que se modifica el can.838 del Código de Derecho Canónico. 

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
HERALDOS
I.Media
La Santa Sede intenta cerrar las escuelas de los Heraldos del Eva...
3
Gelsomino del Guercio
Los asombrosos diálogos entre el diablo y un exorcista del Vatica...
4
DEVIL,THUMBS UP
Marcello Stanzione
Así avanza la propaganda satanista en internet
5
FATIMA
Marta León
Ingresa en el Carmelo a los 17 años: “Me lanzo a los brazos de Di...
6
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
7
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.