Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
San Gabriel de la Dolorosa
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: ¿Estás lleno de rabia? Descubre por qué te cuesta dejarte consolar

Shutterstock

Radio Vaticano - publicado el 11/12/17

Homilía hoy en Casa Santa Marta

Déjate consolar por el Señor y no prefieras las lamentaciones y rencores. Así lo dijo hoy Papa Francisco en la Misa en Casa Santa Marta.

El Papa reflexiona sobre la primera lectura del profeta Isaías (Is 35,1-10) en la que el Señor promete consuelo a su pueblo. “El Señor ha venido a consolarnos”, afirma el Papa. El mismo San Ignacio “nos dice que es bueno contemplar el oficio de consolador de Cristo” comparándole con la manera como algunos amigos consuelan a otros.

Y además, basta pensa en la mañana de la Resurrección en el evangelio de Lucas, cuando Jesús apareció a los apóstoles y era tanta la alegría que no podían creerlo. “Muchas veces el consuelo del Señor nos parece una maravilla”, afirma Francisco.

“Pero no es fácil dejarse consolar; es más fácil consolar a los demás que dejarse consolar. Porque, muchas veces, nos apegamos a lo negativo, nos apegamos a la herida del pecado dentro de nosotros y, muchas veces, uno prefiere quedarse allí, solo, en la camilla, como el del Evangelio, aislado, allí, y no levantarse. ‘Levántate’ es la palabra de Jesús, siempre: ‘Levántate’”.

El problema es que en lo “negativo somos los amos” – explica el Papa – porque tenemos dentro la herida del pecado mientras que “en lo positivo somos mendicantes” y no nos gusta mendigar el consuelo.

Para explicarlo, el Papa Francisco pone dos ejemplos: cuando preferimos “el rencor” y “cocinamos nuestros sentimientos” en el caldo del resentimiento, cuando hay “un corazón amargo”, cuando nuestro tesoro es nuestra amargura.

Su pensamiento va al paralítico de la piscina de Siloé: 38 años con su amargura diciendo que cuando se mueven las aguas, nadie le ayudaba . “Para estos corazones amargos es más bello lo amargo que lo dulce”, mucha gente lo prefiere, observa Francisco: “raíz amarga”, “que nos lleva con la memoria al pecado original. Y esta es precisamente una manera de no dejarse consolar.

Después está la amargura que “siempre nos lleva a las lamentaciones”: los hombres que se lamentan ante Dios en lugar de alabarle: lamentaciones como música que acompaña la vida. El pensamiento del Papa va a Santa Teresa, que decía: “Hay de la monja que dice: ‘Me han hecho una injusticia, me han hecho algo no razonable’”.

Y después, va al profeta Jonás: “premio Nobel de las lamentaciones”, lo define el Papa. Huyó de Dios porque se lamentaba de que Dios le haría algo, después se hundió y se lo tragó un pez, y luego volvió a la misión. Y en lugar de alegrarse por la conversión de la gente, se lamentaba de que Dios la salvaba.

“También en las lamentaciones hay cosas contradictorias”, subraya, contando que una vez conoció a un buen sacerdote, pero que se lamentaba de todo: «tenía la cualidad de encontrar la mosca en la leche».

“Era un buen sacerdote, en el confesionario decían que era muy misericordioso, era anciano ya y sus compañeros de presbiterio decían que cuando muriera y fuera al cielo, «lo primero que le dirá a san Pedro, en vez de saludarle, es: ‘¿Dónde está el infierno?’, siempre lonegativo. Y San Pedro le enseñara el infierno. ‘¿Pero cuántos condenados hay?’  – ‘Solo uno’- ‘¡Ah, qué desastre la redención’…”. «Siempre… esto sucede. Y ante la amargura, al rencor, las lamentaciones, la palabra de la Iglesia de hoy es ‘ánimo’, ‘ánimo’”.

Isaías invita, de hecho, al valor, porque Dios “viene a salvarte”, recuerda. El Papa vuelve al evangelio de hoy (Lc 5,17-26): cuando algunas personas van al tejado – porque había mucha gente – y bajan al paralítico para ponerle ante Jesús. No pensaron que estaban los escribas u otros, sólo querían la curación de aquel hombre.

El mensaje de la Liturgia de hoy – concluye el Papa – es el de dejarse consolar por el Señor”.

“Y no es fácil porque para dejarse consolar por el Señor hace falta despojarse de nuestros egoísmos, de lo que son nuestro tesoro, tanto la amargura como las lamentaciones. Nos hará bien hoy, a cada uno de nosotros, hacer un examen de conciencia: ¿cómo está mi corazón? ¿Tengo alguna amargura? ¿Alguna tristeza? ¿Como es mi lenguaje? ¿Es de alabar a Dios, de belleza, o siempre de lamentaciones? Y pedir al Señor la gracia del valor, porque en el valor viene Él a consolarnos, y pedir al Señor: Señor, ven a consolarnos”.

Tags:
diosira
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.