Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 30 julio |
San Pedro Crisólogo
home iconCultura e Historia
line break icon

10 datos curiosos de Emily Dickinson

DICKINSON

Public domain

Adriana Bello - publicado el 10/12/17

A 187 años de su nacimiento, celebramos a la famosa poeta norteamericana

1.Pasó los últimos 15 años de su vida encerrada en su casa. Los historiadores no saben a ciencia cierta la razón de su aislamiento. Algunos creen que era porque le daba independencia a la hora de escribir; mientras que otros sostienen que era porque ella sufría de ansiedad y/o depresión al igual que su madre.

2. Sólo se publicaron entre siete y diez de sus poemas estando ella con vida y la mayoría fueron anónimos y sin su consentimiento. Al morir, su hermana menor, Lavinia, fue quien halló en su cuarto todos los cuadernos con sus poemas.

3. Uno de los libros que marcó su vida fue Jane Eyre, de Charlotte Brontë.

DICKINSON
Lynne Furrer - Shutterstock

4. No era nada sociable. Nunca se casó, nunca tuvo hijos y ni siquiera le gustaba ver a sus amigos en persona… prefería comunicarse con ellos y su familia a través de cartas (y eso que su hermano vivía al lado de ella).

5. Le encantaba la jardinería. En la propiedad de su familia sembró cientos de flores y plantó árboles de todo tipo. Asimismo, cuidaba de su invernadero. Por eso no es de extrañar que en varios de sus poemas hiciera referencia a las plantas.

6. Eso de que solo vestía de blanco es un mito. Si bien es cierto que antes de morir se le vio muchas veces utilizando un vestido blanco y le pidió a su familia que fuera enterrada en un ataúd de ese color, en sus cartas también hace referencia a un vestido marrón y hay imágenes de ella usando ropa oscura.

7. Aunque estudió en un seminario sólo para mujeres e iba regularmente a la iglesia hasta sus 30 años, decía que era pagana y que creía en la superioridad de la ciencia sobre la religión.

DICKINSON
Midnightdreary - (CC-BY-3.0)

8. Aunque nunca se casó, en sus tres “Master Letters” (escritas entre 1858 y 1862) se infiere que amó a un hombre, cuya identidad sigue siendo un gran misterio. Para algunos estudiosos, se trataba de su mentor, su pastor, el editor de un periódico o un estudiante Amherst. Aproximadamente 20 años después, un amigo viudo de su padre, Judge Otis Lord, le pidió matrimonio, pero murió al año siguiente sin recibir su respuesta.

9. No viajaba. La única vez que salió de su natal Amherst (Massachusetts, Estados Unidos) fue para ir a Boston 12 años antes de su fallecimiento.

10. Murió el 15 de mayo de 1886 en su casa en Amherst y, aún hoy, se desconoce la verdadera causa de su muerte. Unos afirman que fue por una enfermedad en sus riñones, pero estudios más recientes han sugerido que se debió a una alta presión arterial. Inicialmente, su lápida sólo fue grabada con sus iniciales E.E.D. (Emily Elizabeth Dickinson), pero luego su sobrina, Martha Dickinson Bianchi, mandó a hacer otra con su nombre completo, su fecha de nacimiento y muerte, y la frase “Called Back” (“Devolvió la llamada”), que hacía referencia a la novela del mismo nombre del escritor Hugh Conway, uno de los favoritos de Dickinson, y cuya frase fue lo último que escribió en una carta.

Tags:
culturapoesía
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.