Aleteia

Amanda Booth en la portada de Vogue con su hijo con Síndrome de Down: ¡hermoso!

Jason Connolly - AFP
Amanda Booth et son fils Micah Quinones
Comparte
Comenta

La portada del último número de la edición holandesa de la revista de moda pone por primera vez a una persona con trisomía 21

El último número de la revista de moda Vogue Living Nederland retrata a una mamá, la modelo y actriz Amanda Booth, junto a su hijo Micah de tres años, rubio como ella, con trisomía 21.

Una espléndida imagen que representa una absoluta novedad: por primera vez en la historia de las revistas de moda aparece en la portada una persona con Síndrome de Down.

«Es la primera vez que una persona con Síndrome de Down aparece en la portada de Vogue. ¡Que honor!» comentó feliz la modelo en las redes sociales. Además ella y el marido tienen una página Instagram muy seguida, LifewithMicah, dedicata a su hijo, donde comparten los momentos de la vida cotidiana de Micah, la belleza de ser padres, con el objetivo de mostrar cómo la vida de un niño con Síndrome de Down no es distinta a la de todos los demás.

También el papá lleno de orgullo declaró: «Es maravilloso. Gracias por haber dado voz a nuestros hijos»(Vanityfair.it).

La pareja está comprometida en asociaciones que se ocupan de personas con Síndrome de Down y en una organización de recaudación de fondos. Desean que su mensaje llegue a todos.

Mama et papa at @globaldownsyndrome 💙💛💙

A post shared by Micah Quinones (@lifewithmicah) on

Amanda y Mike Quinones mostraron valentía desde el inicio, de hecho tras descubrir que estaban esperando un hijo no quisieron realizar los screening prenatales a propósito, porque, explicó la modelo, «no habría cambiado nada» (Vanityfair.it). ¡Que hermoso! ¿No te parece que es una opción contracorriente en relación a los tiempos que corren?

Así, descubrieron sólo en el nacimiento de Micah que había algún problema aunque, además de los ojos almendrados, su salud no presentaba particulares situaciones que hicieran pensar inmediatamente en la trisomía 21. El diagnóstico llegó cuando el bebé tenía tres meses y tras un momento inicial de preocupación todo prosiguió con serenidad:

«Al principio nos preocupamos, pensamos en las cosas terribles que se toparía. Pero luego, a medida que pasaban los días, nos preocupábamos menos. Nuestro pequeñito es tan increíble que me olvido completamente de su Síndrome de Down» (Vanityfair).

En una entrevista a la revista Mothermag.com Amanda añadió:

«No me centro en cada pequeño progreso de Micah. Vivimos simplemente nuestra vida, él es nuestro hijo». (Famigliacristiana.it)

“Él es nuestro hijo” es quizá una frase que se da por sentado, casi banal, sencilla, que encierra toda la verdad, el misterio de la vida y del amor.

¡Algunas veces las portadas de las revistas de moda regalan emociones únicas!

Cheers for mountain vacations, and it almost being the weekend! 👏👏👏

A post shared by Micah Quinones (@lifewithmicah) on

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día