¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Bielsa: ¿Sancionarme por querer estar con un amigo agonizante? Adelante

Lille's Argentinian head coach Marcelo Bielsa gestures during the French Ligue 1 football match between Lille and Nantes on August 6, 2017 at Pierre Mauroy Stadium, in Villeneuve d'Ascq, northern france. / AFP PHOTO / PHILIPPE HUGUEN
Comparte

Si le parece coherente despedir a un amigo a costa de perder 14 millones de euros por una sanción, no lo duda

El entrenador de fútbol argentino Marcelo Bielsa recibe el apodo de “El loco”. Nunca rehusó de él. Es que la locura, en el mundo Bielsa, no necesariamente se asocia a actitudes buenas o malas. En cada cosa que hace asoma una coherencia entre pensamiento y acción que sobresale en el mundo deportivo, tanto a la hora de conducir equipos o personas como de expresarse ante la prensa. A veces esa actitud se ha traducido en resultados, a veces no.

La versión, ni desmentida ni ratificada, de que habría sido suspendido por su actual club francés por querer ir a acompañar a un amigo suyo agonizante dejando momentáneamente la conducción del Lille es absolutamente verosímil.

El ex DT de la Argentina y de Chile acaba de perder a un ex colaborador en los banquillos: Luis Bonini. Bonini, coinciden los especialistas, era en los equipos la expresividad emocional que Bielsa nunca deja traslucir. El “Profe” Bonini luchaba en Chile contra un cáncer gástrico descubierto en junio. Hasta la presidenta de Chile Michele Bachelet hizo llegar su mensaje de despedida, reconociendo la importancia de Bonini en la selección dirigida por Bielsa que cambió el estilo de la “Roja”.

El Lille reconoció haber suspendido a Bielsa, aunque no fueron dados a conocer los motivos formales. Haya sido por querer ir a despedir a su amigo o por falta de resultados deportivos, en Bielsa parece lógica la primera opción. Bielsa es tan racional como emocional, y si le parece coherente despedir a un amigo a costa de perder 14 millones de euros por una sanción, lo haría.

“Me voy a ver a mi amigo. Hagan lo que tengan que hacer”, habría dicho, según circuló masivamente en redes sociales. No hay mayor evidencia ni fotografías en Chile que confirmen la versión. En tiempos de personalidades que transparentan absolutamente todo por redes sociales, el Loco está más allá de esas cosas.

Es muy probable que en algún momento Bielsa lo explique en conferencia de prensa con algunas de sus geniales argumentaciones. Podría ser algo así: “sobre la posibilidad de aclarar el evento y las posibles interpretaciones suscitadas en torno a la cuestión. Pero definir una de ellas abriría las puertas a especulaciones que van más allá de la responsabilidad de un entrenador tanto en la conducción de los equipos como en la transformación del fútbol….” Es sólo una posibilidad. Pura retórica Bielsa. Única. Tanto como su respeto a sus convicciones, actitud que las redes sociales aplauden independientemente de los resultados o de que la sanción haya tenido que ver con algo que, nadie duda, si lo tenía que hacer lo iba a hacer.

Tags:
futbol
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.