¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Un organismo que suele ignorar ataques a la Iglesia, por primera vez la defiende

FEMENIST
Twitter
Comparte

Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) condena una blasfema representación

El 8 de marzo de este año, Día Internacional de la Mujer, un grupo de personas que promueven el acceso libre al aborto en la Argentina realizaron frente a la Catedral de Tucumán una supuesta muestra artística que rápidamente generó el rechazo de gran parte de la sociedad tucumana.

En ella, parodiaron a la Virgen María y en una violenta representación hicieron de cuenta que la Virgen, embarazada, se estaba practicando un aborto voluntario.

“En Tucumán la virgen abortó en la catedral al patriarcado, la heterosexualidad obligatoria y a los mandatos de esta sociedad represora y exigió a todos los misóginos de esta provincia medieval que saquen su imagen de las maternidades, que no prohiban más abortos en su nombre…”, expresaba el manifiesto del grupo tras la representación.

Ahora, meses después, el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), emitió un dictamen expresando que la teatralización constituyó un acto de ataque y ofensa hacia los cristianos, “excediendo el marco de una simple crítica”.

Más allá de lo evidente que puede resultar para aquel que se haya sentido agraviado con la representación realizada, el dictamen es inédito ya que el INADI no se ha expresado aún, por ejemplo, ante las múltiples agresiones que desde colectivos similares suelen sufrir anualmente los templos católicos ante cada Encuentro Nacional de Mujeres Autoconvocadas.

Asimismo, suele acoger y dar marco a muchos que cuestionan con agravios a la Iglesia de manera permanente por su defensa de la vida desde el momento de la concepción, entre otros temas.

En el dictamen, la responsable del INADI incluso manifiesta su postura y la del organismo ante el aborto, pero considera que se ejecutó con una “conducta discriminatoria”.

Según Paula Spaccarotella, coordinadora de Recepción y Evaluación de Denuncias del Inadi, “no se advierte que la teatralización llevada adelante ayude a concientizar la necesidad de ‘legalizar la interrupción voluntaria del embarazo, de elaborar políticas públicas al respecto, a difundir los derechos de las mujeres’”.

“El haber sido realizada en la puerta de la Catedral católica de San Miguel de Tucumán y con la protagonista caracterizada como María”, supuso “un acto de ataque y ofensa hacia los cristianos, particularmente los católicos, excediendo el marco de simple crítica a determinadas posturas de la Iglesia Católica”, dictaminó, en un documento dado a conocer por La Gaceta de Tucumán.

Según Spaccarotella, se “excedió la mera defensa de los derechos de las mujeres, la lucha contra las figuras estereotipadas de la mujer, contra la violencia de género y contra el machismo” y “se atacó directamente los sentimientos religiosos de quienes profesan los cultos cristianos”.

El dictamen respondió a una denuncia presentada por una católica que se había sentido ofendida por la parodia, como lo habían sentido muchos otros al punto que el entonces Arzobispo de Tucumán había realizado un a Misa en desagravio.

Ya en marzo de este año Ramiro Granado, del INADI Tucumán, había reconocido tras la representación que defenderían la libertad de expresión, no la violencia que a veces se esconde detrás de ella.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.