Aleteia

El Papa: ¡Cuánta hipocresía negar las masacres de mujeres y niños!

Pope Francis celebrates the Mass of the Centenary of the Congregation for Oriental Churches, at the Santa Maria Maggiore Basilica in Rome on October 12, 2017.
Comparte
Comenta

El Pontífice reza e insta a no olvidar el dolor de los pueblos en Sudán del Sur y de la R.D del Congo 

Papa Francisco rezó para que Dios salve a los niños que sufren a causa de conflictos que no tienen que ver con ellos, pero que les roban su infancia y a veces también la propia vida. ¡Cuánta hipocresía cuando se niegan las masacres de mujeres y niños! Aquí la guerra muestra su rostro más horrible”.

“Esta tarde, queremos esparcir con nuestra oración semillas de paz en la tierra de Sudán del Sur y de la República Democrática del Congo, así como en todas las partes del mundo que sufren por la guerra”, dijo el Papa en la homilía de este jueves 23 de noviembre en la Basílica de San Pedro.

Desde el Vaticano, el Obispo de Roma ha presidido una misa especial por la paz de los dos países africanos martirizados por la guerra y el hambre. Un gesto simbólico para despertar del sopor al mundo que mira indiferente el sufrimiento de los más débiles: mujeres y niños.

“Que el Señor resucitado derribe los muros de la enemistad que dividen hoy a los hermanos, especialmente en Sudán del Sur y en la República Democrática del Congo. Que socorra a las mujeres víctimas de la violencia en las zonas de guerra y en cualquier parte del mundo”.

“Los cristianos creemos y sabemos que la paz es posible porque Cristo ha resucitado”

Tambores, cantos alegres y ritmo africano se escucharon durante la celebración de la Misa. El canto en lengua suajili ha acompañado la procesión de entrada del Papa junto con prelados y fieles africano a la Basílica papal.

“Había decidido visitar Sudán del Sur, pero no ha sido posible. Sin embargo sabemos que la oración es más importante, porque es más poderosa: la plegaria actúa con la fuerza de Dios, para quien nada es imposible”, sostuvo. 

Que el Señor ayude a los humildes y a los pobres del mundo a seguir creyendo y esperando en que el Reino de Dios está cerca… Que sostenga a todos los que, día tras día, se esfuerzan por combatir el mal con el bien.

Que el Señor afiance en los gobernantes y en todos los que tienen responsabilidades un espíritu noble y recto, firme y valiente en la búsqueda de la paz, mediante el diálogo y la negociación”, sostuvo.

El Papa que asegura que la paz se construye artesanalmente afirmó: “Que el Señor nos conceda a todos nosotros ser artesanos de paz allí donde estemos, en la familia, en la escuela, en el trabajo, en las comunidades, en cualquier ambiente”.

Así, evocó de nuevo el gesto de Jesús para ser constructores de paz: “lavándonos los pies unos a otros, a semejanza de nuestro Maestro y Señor. A él la gloria y la alabanza, hoy y por los siglos de los siglos. Amén”.

Antes de concluir la Misa, el Papa ha bendecido dos imágenes de la Santísima Virgen de Valmer que serán llevadas a Sudán del Sur y la República Democrática del Congo como símbolo del compromiso por la paz. 

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día