Aleteia

Albergue Principito, un hogar que sonreirá con Francisco en Perú

Shutterstock.com
Foto de archivo
Comparte
Comenta

Descubre un páramo de esperanza en la Amazonia peruana

¿Cómo se puede sobrevivir al abandono y a la violencia? En las calles de Puerto Maldonado no hay oportunidades. Pero si abundan los niños. En una calle sin asfalto cerca del río Madre de Dios está ubicado el albergue Principito, casa hogar que será visitada por el papa Francisco el viernes 19 de enero de 2018.

Un promedio de 40 menores, entre jóvenes y adolescentes en situación de vulnerabilidad, permanecen albergados en el lugar hasta que puedan valerse por sí mismos, así lo comentó para el diario El Comercio de la prensa peruana Xavier Arbex de Mosier, sacerdote de 75 años fundador de esta casa hogar.

Sobre el césped, los albergados corren, saltan, pasan los días practicando deporte. En el patio de esta casa, en la Amazonia peruana, el papa Francisco dará un mensaje de esperanza durante su visita al Perú del 18 al 21 de enero del próximo año.

Un paraíso en la Amazonia

El abandono y la prostitución infantil abundan en Madre de Dios. En este contexto estos pequeños se han convertido en sobrevivientes de la violencia sexual, el maltrato físico y la trata de personas. En algunos casos los menores llegaron al hogar escapando de los campamentos de mineros ilegales.

“Me parece perfecto que el Santo Padre venga y podamos conversarle de este tema”, reflexiona Cristabel, una joven de 19 años quien ahora puede soñar con un futuro mejor, al terminar sus estudios en la universidad. Cristabel vive agradecida a este albergue que la vio crecer.

El padre Arbex, de nacionalidad Suiza, creó hace 21 años esta casa hogar con la finalidad de contrarrestar el maltrato que vive la niñez en la Amazonia. Mucho antes de iniciar esta obra el sacerdote ayudó a los campesinos en la época de la reforma agraria de la dictadura militar que vivió el país.

¿Qué pasa en Madre de Dios?

“Muchos jóvenes que viven la ciudad se van a las pandillas no tienen norte. Esperamos que quizás muchos de ellos dejen la marginación. Nuestro objetivo es que opten por una vida generosa”, explica el sacerdote.

En Madre de Dios, en lo que va del año, se han registrado 477 casos de violencia familiar, según los últimos indicadores del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP). Y es que la violencia familiar tiene un correlato en la hostilidad que sufren las familias en esta región de la selva peruana.

Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Madre de Dios es la segunda región con la más alta tasa de homicidios del país, (22,8 muertes por cada 100 mil habitantes hasta el 2016). Mientras que la capital de Puerto Maldonado, Tambopata, registra una tasa de 29,5 (la más alta del país entre las provincias peruanas). Ambas cifras triplican las tasas de homicidios promedio nacional, que asciende a 7,7 muertes por 100 mil habitantes, así lo puntualiza el diario peruano.

¿Qué esperan los pobladores con la visita de Francisco?

Es muy importante también hablarle al Santo Padre, narra el padre Arbex, sobre las secuelas de la minería y cómo afecta al medio ambiente. Además de la esclavitud de mujeres y menores, existen casos en menor escala de matanzas en el lugar. Tanto los residentes como el sacerdote esperan contarle al papa Francisco esta situación.

Francisco dedica un espacio para encontrarse con los pobladores de esta ciudad dentro de su agenda papal, que fue presentada el último lunes 13 de noviembre en la sede del episcopado peruano en Lima. Al promediar el mediodía el Sumo Pontífice pisará la selva del Perú. La visita central la tendrá con los indígenas en el coliseo Madre de Dios, donde se espera la presencia de más de 2 mil comunidades originarias.

 

 

Los pobladores de Puerto Maldonado recibirán el saludo del Papa en la explanada del Instituto Estatal Tecnológico Jorge Basadre. En el lugar que tiene una capacidad para más de 100.000 personas, Francisco oficiará una misa. Al promediar las 5 de la tarde el Papa visitará la casa hogar Principito.

Se calcula la presencia de medio millón de peregrinos provenientes del sur del país, así como de Brasil y Bolivia.

Comparte
Comenta
Tags:
papaperu
Newsletter
Recibe Aleteia cada día