Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 13 abril |
San David Uribe
home iconViajes
line break icon

El nuevo Museo de la Biblia destinado a todo tipo de personas

MUSEUM OF THE BIBLE

Courtesy Museum of the Bible

Zelda Caldwell - publicado el 21/11/17

A través de exposiciones innovadoras y envolventes, este museo está diseñado para atraer no solo a los creyentes

Desde su apertura el pasado viernes en Washington, D. C., el nuevo Museo de la Biblia cumplió con su promesa de crear un museo que presentara la Biblia de una manera interesante para todo tipo de públicos.

En su conveniente emplazamiento a dos bloques del National Mall, el nuevo museo de 500 millones de dólares está preparado para atraer visitantes de la ciudad, independientemente de su denominación o de si son o no creyentes.

En primer lugar, la impresión general que se recibe de las exposiciones del museo no es sectaria. Valiéndose de la experiencia de académicos de más de 60 universidades y seminarios y de una junta de consejeros que incluye arqueólogos, pastores, sacerdotes y rabinos, el museo cuenta la historia de la Biblia de una manera que un judío, un católico, un protestante o incluso un no creyente encontrarían respetuosa y enriquecedora.

“Nuestra intención es que las personas interactúen con la Biblia; no tenemos un Plan B”, afirmó Cary Summers, director del museo.

“Queremos ser un lugar cómodo para personas con fe o sin fe”, añadió.

No obstante, la principal atracción quizás esté en la capacidad del museo para ofrecer puro entretenimiento.

“Si coloco una Biblia bajo un cristal en un idioma que no entiendo, no atraerá mi atención durante mucho tiempo”, declaró Steve Green, presidente del museo y fundador de las tiendas de artesanía Hobby Lobby.

“Tenemos que contar bien esta historia”, añadió.

Usando tecnología innovadora y exposiciones multimedia que no tendrían nada que envidiar al último parque temático de Disney, el museo sumerge al visitante en la historia de la Biblia, apelando a sus sentidos y a su intelecto.

Con una envergadura de seis plantas del increíblemente renovado almacén del Washington Design Center en el cuadrante suroeste de la capital, las exposiciones están preparadas para atraer a visitantes en diferentes etapas del camino de la fe.

Uno puede imaginar que alguien con poca o ninguna familiaridad con las historias de la Biblia quedará sorprendido, a un nivel emocional visceral, por el poder dramático de la exposición de “Historias de la Biblia”.

El visitante pasea a través de una narración del Antiguo Testamento mejorada con efectos especiales, empezando por la historia de la Creación.  Usando vídeos de alta definición y a veces deslumbrantes efectos de luz y sonido, la exposición acerca al visitante el drama de las historias del Diluvio, la Pascua Judía, el Éxodo y el Reino de Israel.

Cortesía del Museo de la Biblia

En la exposición del Nuevo Testamento, la historia del cristianismo se cuenta a través de una atractiva animación en una pantalla panorámica de 210 grados y con unos asombrosos efectos especiales.

Alerta de spoiler y advertencia: cuando Pablo es golpeado por un rayo en el camino a Damasco, quizás te sientas cegado temporalmente.

El visitante puede pasear a través de una recreación de una aldea del siglo I, llena de olivos y casas y calles de piedra. Se presentan citas de las parábolas de Jesús junto a representaciones físicas de los símbolos que empleaba para instruir a sus discípulos: ovejas, vino, pan, monedas de plata y piedras angulares.

Cortesía del Museo de la Biblia

Un elemento destacado del museo que probablemente encandile a académicos, creyentes y curiosos por igual es la exhibición de “Historia de la Biblia”. Entre los 600 objetos antiguos presentes en la colección se encuentra el Codex Climaci Rescriptus, que incluye una traducción del siglo VI del Evangelio al arameo; un pergamino de una Torá samaritana del siglo XII y varias rarezas de Biblias ilustradas.

Cortesía del Museo de la Biblia

La exhibición del “Impacto de la Biblia en América” sería un buen complemento a una visita al Museo Smithsonian de Historia Estadounidense, como una historia de los cimientos estadounidenses desde una perspectiva religiosa. Empezando con la llegada de los peregrinos al Nuevo Mundo, los visitantes son guiados por un viaje que cubre todos los elementos bíblicos, desde la influencia de la Biblia sobre los Padres Fundadores hasta debates sobre la igualdad y la libertad religiosa.

Cortesía del Museo de la Biblia

Harían falta 72 horas para ver todas las exposiciones en el museo, según los fundadores del museo.

“No es un museo de una sola visita, es un museo al que el visitante regresa una y otra vez”, explica el director ejecutivo Tony Zeist.

Otros elementos destacables son una exhibición de más de 1500 objetos de la Autoridad de Antigüedades de Israel, raros manuscritos del Museo y Biblioteca Vaticanos, una exposición navideña de la Biblioteca Estatal de Baviera y “Ámsterdam: Una ciudad de libros”, del Museo Histórico Judío.

Aunque el museo es gratuito, son bien recibidos los donativos sugeridos (15 dólares por adulto y 10 por niño) y también pueden hacerse reservas en el sitio web.

Por un precio adicional, los visitantes pueden subir a un simulador de vuelo para disfrutar de una visita aérea simulada sobre Washington que revela la forma en que la Biblia influyó en la arquitectura de la ciudad. Otra exhibición lleva a los visitantes a través de un tour arqueológico por la tierra de David y Goliat.

El restaurante del museo, Manna, es por sí solo motivo suficiente para hacer una visita. El chef Todd Gray, de Washington, dueño del premiado restaurante Equinox, y su esposa Ellen crearon este restaurante casual inspirado en la cocina israelí.

Cualquier visita al museo debería incluir una parada en el atrio del sexto piso. Las vistas sobre Washington son incomparables, ya que mira a la cúpula del Capitolio al este, al Monumento a Washington al oeste y a todo lo que hay entre medias.

Cortesía del Museo de la Biblia
Tags:
bibliamuseo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.