Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Venezuela: Mons Pérez cuestiona la inacción de la Fuerza Armada

AFP PHOTO/Leo RAMIREZ
Comparte

El expresidente de la Conferencia Episcopal Ovidio Pérez Morales reflexiona sobre la actualidad del país sudamericano y hace foco en los militares

Los altos mandos militares son los responsables de hacer cumplir la Constitución y las leyes, pero están divorciados de ella. Lo afirma el expresidente de la Conferencia Episcopal, monseñor Ovidio Pérez Morales, arzobispo que estuvo al frente de las complejas arquidiócesis de Caracas, Maracaibo, Coro y Los Teques. Y hoy uno de los prelados más respetados y seguidos por la población venezolana.

“El primer culpable del desastre que tenemos en Venezuela es la Fuerza Armada porque tiene las armas y no se ha cuadrado con la Constitución y el pueblo, sino con un gobierno que es ilegítimo e inconstitucional, y con un proyecto que está contrario a la carta magna, el cual va de la mano con un modelo dictatorial”, sostiene en conversación con Aleteia.

El prelado cuestiona la inacción y muchas veces complacencia de diversos cuadros militares ante el particular panorama venezolano. No apunta a la totalidad de la institución, sino a los “mandos que toman decisiones”. Al respecto, sostiene: “Hay una interpelación a que se cuadren con el país y con la Constitución. Pues a ellos les compete primero que al resto de los venezolanos, referente a la restauración de la democracia, según consagran los artículos 333 y 350”.

Hace referencia a mandatos muy particulares de la Carta Magna:

Artículo 333. Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o porque fuere derogada por cualquier otro medio distinto al previsto en ella.

En tal eventualidad, todo ciudadano investido o ciudadana investida o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia.

 Artículo 350. El pueblo de Venezuela, fiel a su tradición republicana, a su lucha por la independencia, la paz y la libertad, desconocerá cualquier régimen, legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticos o menoscabe los derechos humanos.

En este aspecto, monseñor Pérez Morales recuerda que la Fuerza Armada es “la que tiene el poder de las armas y la defensa de la República para beneficio del pueblo”. Y agrega: “Gran parte de la Fuerza Armada es gobierno: ministerios, gobernaciones e institutos autónomos. Y al mismo tiempo son los que sostienen al gobierno. El de Maduro es un régimen que está sostenido por la violencia”.

En julio de este mismo año, ya la Conferencia Episcopal Venezolana se había pronunciada al respecto bajo estos términos:

“4.- Queremos recordarle a la FANB, responsable en estos días con el Plan República, que su primera obligación es con el pueblo y está llamada constitucionalmente a defender la vida de todos los ciudadanos, sin distingos de ninguna clase ni parcializaciones políticas. Los hechos del día de ayer no parece que vayan en esa línea; por tanto, que en estos momentos de tensión no sea la irracionalidad y la fuerza bruta la que pretenda solucionar el reclamo de buena parte de la sociedad”.

 

Carlos Zapata

“Hay una falla enorme en la oposición”

Con respecto a posibles soluciones ante un panorama complejo, denuda una “falla enorme en la oposición y algunos sectores de la sociedad civil que ha sido el no identificar con realismo al que se tiene al frente. Y en ello han tenido su parte los opinadores de oficio que utilizan términos que solo pretenden suavizar las cosas. Todo, a pesar de que ellos ya se han identificado claramente”.

Señala el prelado que existe “una especie de escrúpulos en no explicitar las cosas, mientras el Estado se lo está restregando al soberano, y hay sectores de la oposición que no lo dicen. Pero ya se están usando los términos de: dictadura, totalitarismo y comunismo cuando se han encargado ellos mismos de promoverlo: la celebración de los cien años de la revolución de octubre que en la Rusia soviética no se ha celebrado mayormente eso y acá se ha festejado como si fuese un gran acontecimiento. Eso significa celebrar a Stalin y todo lo que ha traído el comunismo de la Unión Soviética”.

Aunque los que integran el gobierno de Nicolás Maduro “están presentándose claramente” de ese modo, “desde la oposición algunos se andan con remilgos, con reparos y medias tintas al momento de señalarlos e identificarlos. Y esto es muy importante, porque si no se tiene eso muy claro, entonces se va una mesa de diálogo con gente que se dice que son demócratas débiles o demócratas corruptos…”

Buscan la eliminación de todo, incluida la Iglesia

“No es eso, ellos quieren quitarle la cabeza al que tiene al frente. El comunismo es el partido único, el Estado omnipotente; en realidad es un estatismo completo. Ellos buscan la uniformidad: entendida como ‘colectivización completa’, eliminación de cualquier partido, de cualquier medio de comunicación, de cualquier institución, entre las que va incluida la Iglesia. Ellos no admiten otro interlocutor sino ellos mismos”, sostiene.

En declaraciones al portal venezolano Reporte Católico Laico, planteó también la solución: “Ante la debacle venezolana lo que se debe hacer es consultar al que verdaderamente tiene el poder con total respaldo constitucional, que es el pueblo, el soberano. Lo que propongo es un proceso de consulta necesariamente universal: no sectorial ni parcial. Un proceso que sea transparente y realmente libre. Para eso se necesita un apoyo internacional, que incluya a instituciones relevantes como la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y la participación de la Unión Europea…”.

Pero advierte además que en ese plano, “un diálogo tiene que tener presente eso. Y se debe explicitar claramente: ustedes buscan eliminarnos a nosotros y a los partidos. Entonces, vamos a conversar sobre eso y no a estar simplemente en un juego de palabras, apretón de manos y sonrisas para la televisión”.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.