¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

No habrá funeral público religioso al “capo” mafioso Totó Riina

TOTO RIINA
Alessandro FUCARINI / AFP
A picture taken on March 8, 1993 shows mafia boss Salvatore "Toto" Riina during his trial at the high security prison Ucciardone in Palermo. Former "boss of bosses" Toto Riina, one of the most feared Godfathers in the history of the Sicilian Mafia, died early on November 17, 2017 after battling cancer, according to Italian media reports.
Riina, 87, who had been serving 26 life sentences and is thought to have ordered more than 150 murders, had been in a coma and his family had been given permission by Italy's health ministry Thursday for a rare visit to say goodbye. / AFP PHOTO / Alessandro FUCARINI
Comparte

El Papa ya se había pronunciado: ¡Mafiosos están excomulgados!

El portavoz de los obispos italianos, Iván Maffeis, ha salido al paso hoy a las preguntas de la prensa sobre el funeral religioso o no de Salvatore, Totò, Riina, el histórico “capo de capos” de la mafia siciliana que falleció en la madrugada del jueves 16 de noviembre de 2017  en el área penitenciaria de un hospital de Parma (norte de Italia).

“La condena de la mafia por parte de la Iglesia es clara. Según esta posición, se excluyen los funerales públicos de (Totó) Riina. Recuerdo la excomunión del Papa a los mafiosos”, dijo el prelado.

Las autoridades italianas ponen en el haber delictivo de Riina el asesinato de más de 150 personas. Aún le faltaba por pagar 26 cadenas perpetuas.

Se excluye el funeral público

Maffeis aclaró la posición de la iglesia italiana: “no se puede negar a nadie” que un sacerdote rece y acompañe su féretro. En el caso de Riina, debería ser la familia a solicitar este último gesto. Lo que queda excluido será el funeral público.

“La Iglesia está comprometida con la educación de las consciencias, la educación a la legalidad, apoyar a las tantas personas que levantan la cabeza contra la mafia”, explicó el portavoz de la iglesia italiana a la prensa local.

La polémica con Vittorio Casamonica

Parece que no se repetirá el espectáculo que levantó una gran tormenta política en Italia. Fue a raíz de las exequias de otro mafioso romano, Vittorio Casamonica, celebradas en una iglesia en el barrio Tuscolano.

La crónica registró el cortejo fúnebre mafioso que transitaba como un carnaval por las calles de Roma. Consistía en un carruaje tirado por seis caballos negros de pura raza, una orquesta que entonaba la banda sonora de El Padrino y un helicóptero que dejaba caer pétalos de rosas.

Maffei recordó que también para un jefe mafioso existe el “tribunal de Dios, al que no nos sustituimos, pero debemos considerar también la importancia de los signos”. Y “los funerales públicos para Riina serían un signo que confunde”.

Riina, apodado: ‘La Bestia’

La “Bestia”, como le llamaban los afiliados de ‘Cosanostra‘, sembró el terror en la sociedad siciliana entre los 70 y los 90. Se encontraba en la cárcel desde 1993, un año después del asesinato más célebre que ordenó. Incluso desde la cárcel dejó sentir su influencia y nunca confesó o se arrepintió de sus crímenes.

Estuvo un cuarto de siglo en la clandestinidad, sin salir de Sicilia. En 1992, Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, dos jueces italianos, que le seguían la pista y luchaban contra la mafia fueron asesinados. Ambos junto a sus guardaespaldas volaron por los aires  cuando sus autos explotaron. La deflagración dejó un cráter.

Riina, era considerado un desalmado por los arrepentidos de la mafia. Se cuenta que fue él quien desde la cárcel ordenó el asesinato de un adolescente de 13 años. Fue estrangulado y su cuerpo, disuelto en ácido. El chico había sido secuestrado como una advertencia para que su familia no revelara información sobre la mafia.

Mafiosos están excomulgados

Precisamente, el papa Francisco el 21 de junio de 2014 celebró la misa delante a 200.000 fieles en Calabria (zona de la mafia ‘ndrangheta): “Los mafiosos están excomulgados, no están en comunión con Dios”, dijo vehemente.

El Papa ahí aseguró que la ‘ndrangheta, la mafia más peligrosa de Calabria (sur de Italia) y la segunda más letal después de la siciliana, era la “adoración del mal”. “Cuando no se adora a Dios se deviene adoradores del mal”.

El Papa visitaba la diócesis de Cassano de Jonio y estaba conmovido por el testimonio de los familiares de Cocò, el niño de tres años asesinado en un ataque mafioso, cuando hombres de la ‘ndrangheta dispararon contra el abuelo sin importarle la presencia del menor.

“El mal se combate, hay que decir no. La Iglesia debe cada vez más comprometerse para que el bien pueda prevalecer. Los mafiosos están excomulgados”, sostuvo Francisco.

En pasado, san Juan Pablo II había también tenido palabras lapidarias contra la mafia italiana. “¡Conviértanse, una vez, vendrá el juicio de Dios!”, gritó vehemente papa Wojtyla en la Valle en Agrigento hace 24 años (09.05.1993). “No matarás. Nadie puede, ni la mafia puede, cambiar este mandamiento santo de Dios”.

Benedicto XVI repitió el 3 de octubre de 2010, en la ciudad de Palermo, su condena a la mafia siciliana: “No cedan a la sugestión de la mafia que conduce al un camino de muerte, incompatible con el Evangelio”.

“¡No tengan miedo de oponerse el mal! Juntos, serán como un bosque que crece, a lo mejor silencioso, pero capaz de dar frutos, de llevar vida y de renovar de manera profunda vuestra tierra!”, aseguró papa Ratzinger.

Medidas jurídicas contra corruptos  y mafiosos

Cabe mencionar que en junio de 2017, el Vaticano anunció que estudia la posibilidad de excomulgar a los corruptos y a los mafiosos, según informó el Dicasterio para el Servicio del Desarrollo Humano Integral (DHI). El anuncio fue dado al final de un evento organizado en el Vaticano, titulado: “Debate internacional sobre la corrupción”.

En el comunicado con las conclusiones se apuntaba a que “la lucha contra la corrupción y las mafias (…) es una cuestión no solo de legalidad sino de civismo”. Era el final de la reunión donde participaron 50 jueces antimafia, obispos, víctimas e intelectuales de diversos países del mundo.

El prefecto del Dicasterio de DHI, el cardenal Peter Tukson, afirmó que se estaba trabajando en la elaboración de un texto para futuras iniciativas dentro y fuera de la iglesia, entre esas se señalaba “la necesidad de profundizar”, en la “doctrina jurídica de la Iglesia”, la cuestión “relativa a la excomunión por corrupción o asociación mafiosa“.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.