¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Las manos bolivianas que cautivan al mundo gracias al cacao

COCOA
Shutterstock-Aedka Studio
Comparte

Por tercera vez el cacao boliviano aparece entre los 18 mejores del mundo

Se trata de la provincia de Larecaja, municipio de Guanay, un lugar ubicado en el departamento de La Paz a casi 2000 metros sobre el nivel del mar. Es ahí donde conviven varios pueblos originarios, entre ellos los lecos.

Esta región, además de destacarse por sus riquezas naturales, se caracteriza por la fuerte producción de diversos cultivos, donde el cacao adquiere un rol más que protagónico.

De ahí surgió una muestra de cacao que fue presentada en el “Salon du Chocolat 2017” realizado en París, Francia. En ese sentido, en coordinación con la Confederación de Productores y Recolectores Agroecológicos de Cacao de Bolivia (Copracao) fue posible el envío de seis muestras de cacaos bolivianos para el concurso del “Programa International Cocoa Award”.

Luego de la evaluación de un grupo de expertos, la muestra COE-BO-003 (Chocolecos) pertenece a la Asociación de Productores de Cacao del Pueblo Leco Larecaja se ubicó entre los mejores del mundo.

“Bolivia se posiciona por tercera vez consecutiva como uno de los 18 mejores cacaos del mundo, siendo uno de los 4 ganadores de la Región Sudamericana”, recuerda una nota de Cancillería.

Una de las particularidades de esta muestra galardonada, prosigue Cancillería, es que fue obtenida a partir de árboles de cacao silvestre amazónico gracias a las prácticas de cosechas tradicional-ecológica y con sistemas productivos agroforestales.

“Es importante recordar que el año 2013, el cacao de la Central de Cooperativas El Ceibo obtuvo similar distinción y, en la gestión 2015, las muestras presentadas por la Asociación de Productores de Cacao Silvestre de Carmen del Emero (APROCACE) del Madidi – La Paz y la Asociación de Productores Agroforestales de la Amazonía Boliviana (APARAB) de Riberalta – Beni, también recibieron este galardón; lo que demuestra la calidad excepcional del cacao boliviano”, indica Cancillería.

Pero más allá del hecho anecdótico de que una vez más el cacao boliviano se haya colocado entre los mejores del mundo cautivando paladares del mundo entero, este acontecimiento también representa la importancia del trabajo de estos pueblos dedicados a brindar lo mejor de sí. Lo hacen a través del cultivo de algo muy propio.

Detrás de todo esto hay un fuerte respeto y custodia por las riquezas naturales, pero también hay varios grupos de familias que encuentran en este noble producto su sustento diario. Así que si en algún momento te ves disfrutando de una rica taza de chocolate y descubres que el origen del cacao es boliviano, no te olvides de sus maravillosas manos.

Tags:
bolivia
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.