¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Fallece Adrián Guacarán, el niño que conmovió a Juan Pablo II en Venezuela

VENEZUELA
Comparte

Una muerte repentina debido a una insuficiencia renal... Su voz permanecerá por siempre en el recuerdo de los venezolanos

Durante la primera visita del papa Juan Pablo II a Venezuela -1985-, un niño lo conmovió hasta las lágrimas y lo animó a pedirle distintas repeticiones de su canción “El Peregrino”.  La emoción que produjo en Venezuela la visita del pontífice hizo que esa canción y ese niño quedaran grabados en la memoria de la gente como uno de los episodios más hermosos que viviera Venezuela en los años 80.

Se llamaba Adrián Guacarán y su voz era preciosa cualidad que destacó cuando le cantó al Santo Padre en una multitudinaria misa  a campo abierto. Nadie lo esperaba y, cuando la voz del jovencito comenzó a escucharse, un silencio absoluto se hizo entre aquél gentío.

El Papa, asombrado ante la potencia y dulzura de esa voz, lo buscaba entre el inmenso mar de cabezas que también se empinaban para localizar el origen del canto que parecía angelical. Los videos muestran a un Papa curioso y enternecido moviendo su cabeza de un lado al otro hasta que lo visualizó.

 

VENEZUELA
Captura: Alfonzo Barranco - Youtube

 

Fue un momento mágico que hoy, impactados por la muerte de Adrián Guacarán, todos rememoramos con orgullo.  Su esposa ha hecho saber que el músico de 44 años sufría de una insuficiencia renal y el colapso se produjo cuando el órgano se llenó de líquido. “Una señora vino y llenó cuatro frascos de albúmina, pero no eran suficientes. No recibió el tratamiento completo”, dijo. “Fueron tantas las cosas que se necesitaron y no se encontraban que se hizo por servicio público”, contó Sheila de Guacarán.

La familia relató a los medios que la enfermedad de Adrián fue repentina. En menos de una semana ocurrió todo. Según refieren, lo llevaron al médico cuando se le empezaron a hinchar las piernas. Por la gravedad no podía ni caminar.

El artista seguía cantando de manera independiente con sus compañeros. Deja a su hijo, un adolescente de 13 años de edad. “Ha sido fuerte. No lo esperábamos porque uno mantiene la esperanza hasta lo último, pero de repente cayó así y comenzó la agonía. Hasta que falleció”. 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.