¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El alcalde opositor Ledezma huyó de Venezuela

AFP PHOTO / Federico Parra
Comparte

Escapó del país en las últimas horas, mientras la fiscal general Luisa Ortega pide en La Haya la captura de Maduro

Una noticia acaba de romper la tensa calma en el país. El alcalde metropolitano Antonio Ledezma, reducido a prisión –desde hace un año domiciliaria-  a partir del 19 de febrero del 2015, acaba de fugarse saliendo del territorio nacional vía la frontera con Colombia. La noticia ha caído como bomba en los círculos oficialistas pero en las redes sociales el alborozo es notable.

Ledezma es un político formado en las filas del partido Acción Democrática –aunque en los últimos tiempos venía dirigiendo su propia organización política- donde los militantes históricos provienen de las luchas contra cada gobierno de fuerza que ha vivido Venezuela y reciben una instrucción básica: el primer deber de un buen dirigente democrático es no dejarse atrapar; el segundo es fugarse si cae preso. Eso hizo Ledezma, a pesar de que su residencia permanece fuertemente custodiada por funcionarios del SEBIN (policía política del régimen).

Este jueves el líder de Alianza Bravo Pueblo había cumplido 1.002 días de arresto, que inició en febrero de 2015 luego de que el presidente Nicolás Maduro afirmara que estaba conspirando contra su gobierno.

Un episodio anterior, más espectacular aún, lo protagonizó el líder sindical Carlos Ortega, quien llegó a ser presidente del poderoso sindicato petrolero y luego dirigió los destinos de la CTV, la central más influyente que agrupó a los trabajadores venezolanos durante el período democrático.

Ortega, preso en la cárcel militar de Ramo Verde y hoy exiliado en Perú, se evadió en agosto del 2006 burlando la vigilancia de ese resguardado penal. Ortega había sido capturado en Caracas luego de formar parte del cuadro que lideró los paros que concluyeron en el 11 de abril del 2002 y el vacío de poder que se produjo con la salida temporal de Hugo Chávez de la sede del gobierno.

Las reacciones internacionales no se han hecho esperar. La de Almagro (secretario general de la OEA) fue de las primeras: “Ledezma ahora está libre para liderar la lucha desde el exilio”. Siguió Andrés Pastrana, ex presidente de Colombia: “Bienvenido a la libertad!”. Tuto Quiroga (Bolivia): “Dios guarde y proteja al gran Antonio Ledezma”.

El gobierno de Colombia ha confirmado la presencia de Ledezma en su territorio.

Se dice que el alcalde-dirigente hará un peregrinaje de todo el mundo para defender los derechos humanos de Venezuela. El presidente del partido “Alianza por el Bravo Pueblo” viajará a España para continuar su lucha y de allí comenzará hará un recorrido por todo el mundo para defender los derechos humanos de los venezolanos.

“Cesen. Es hora de que se hagan a un lado y permitan un gobierno de transición. (Nicolás) Maduro no puede seguir torturando al pueblo de Venezuela, lo está matando de hambre”, expresó en sus primeras declaraciones. Está dispuesto a demostrar que “en cualquier parte podemos llevar una lucha sin descanso por la libertad de Venezuela”.

 

 

Por su parte, Luisa Ortega Díaz -fiscal general de la República en el exilio- ,quien cumple un periplo sin tregua fustigando al régimen que gobierna a Venezuela, acudió este jueves a la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya para denunciar los crímenes de lesa humanidad cometidos por funcionarios del gobierno. Solicitó una orden de captura contra el presidente Nicolás Maduro.

La denuncia de la fiscal estuvo centrada directamente en contra del mandatario; pero su acusaciones se dirigen igualmente contra el ministro de defensa, Vladimir Padrino López; el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, y otros funcionarios ligados a cuerpos de seguridad del Estado.

Según informa este viernes el diario El Nacional de Caracas, “en el informe, Ortega Díaz detalló que se presentaron más de 1.000 elementos probatorios de los crímenes de lesa humanidad cometidos por funcionarios del gobierno. Tenemos reconocimientos psiquiátricos, inspecciones técnicas y entrevistas que sustentan la denuncia’”, indicó.

Para cerrar esta entrega, la mañana de hoy viernes, la periodista Elyangélica González‏ reportó mediante su cuenta en la red social Twitter una situación irregular en la Embajada de Chile, lugar donde se encuentra el vicepresidente del Parlamento venezolano Freddy Guevara.  Según un comunicado proporcionado por la Cancillería de Chile, Guevara ingresó a la residencia del embajador chileno solicitando protección considerando que son “inminentes” las amenazas a su seguridad e integridad personal.

 

 

Parte de la oposición continúa pendiente del diálogo con el gobierno – por momento en suspenso- después de producirse la insólita condición solicitada por el presidente venezolano hace pocas horas: las elecciones presidenciales del 2018 se realizarán solo si la oposición accede a conversar con los Estados Unidos para lograr la revocatoria de las sanciones aplicadas por ese país a muy altos cargos de la administración de Nicolás Maduro. Olvida el mandatario que hay cosas que no dependen de la oposición venezolana.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.