Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 17 mayo |
San Pascual Bailón
home iconCuriosidades
line break icon

El hallazgo que hace recordar a las 400 víctimas del “Titanic chileno”

DISCOVERY

Oceana-UCN-Producciones Silvestre

Pablo Cesio - Aleteia Chile - publicado el 16/11/17

Una expedición da con restos de esta embarcación luego de varios años de búsqueda

El 28 de agosto de 1922 a las 11.30 horas el vapor Itata zarpó con todo su esplender desde Coquimbo, una región norteña chilena. Esta reconstruida embarcación, anteriormente vinculada a la Armada chilena para tropas y material bélico, tenía unos 400 tripulantes a bordo en aquel momento.

Sin embargo, el día terminaría en tragedia. Es que, a los pocos kilómetros, en las costas de la Higuera, una gran tormenta sorprendió a quienes estaban al frente de esta “poderosa” nave de más de 1600 toneladas, lo que provocó que comenzara a hacer agua y que posteriormente se hundiera.

“El barco con mar y el viento por la aleta, navegaba ya sin gobierno y con un cabeceo enorme. Una ola enorme alcanzó al Itata, hubo un desesperado esfuerzo del timonel por hacerlo virar, pero el buque siguió recto y no cayó a ninguna banda; la ola se reventó contra el costado de babor, tumbó la nave y una inmensa masa de agua pasó por encima dejándolo inclinado”, reproduce una crónica del año 1969 publicada en la Revista Marina y titulada “El Naufragio del ‘Itata’” (ver aquí).

“Iban más de 400 personas entre pasajeros y tripulación; de ellas solo se salvaron 26; el gran total pereció en el naufragio, en el breve lapso de cinco minutos”, indica la crónica.

A la hora de encontrar posibles causas surgió también la hipótesis de la sobrecarga, pues además de llevar a pasajeros, este vapor también tenía fines comerciales trasladando mercadería. Pero eso ya poco importa.

Hoy, 95 años después de aquella tragedia, una expedición a cargo de la Universidad Católica del Norte (UCN) y el Oceana, organización preocupada en la protección de los océanos, han logrado que aquellas víctimas volvieran al recuerdo de todos. Y esto gracias al hallazgo de los restos -tras varios años de intensa búsqueda- de lo que hoy se conoce popularmente como el “Titanic chileno”.

DISCOVERY
Oceana-UCN-Producciones Silvestre

“Podríamos asegurar que para Chile el hallazgo del Itata es el más importante en materia de patrimonio subacuático. Han sido años de investigación y búsqueda, por lo que es un gran logro haber concretado este trabajo. Lo que sigue es lanzar nuestro documental, terminar de tramitar los permisos de monumentos nacionales para hacer el levantamiento arqueológico, y buscar el financiamiento para la realización de nuestra película de ficción”, comentó Carlos Cortés, cineasta y biólogo marino de la UCN, y una de las personas que encabezó la expedición, reproduce el propio centro de estudios.

Este hallazgo también se produce luego de la localización del punto de hundimiento hace algunas semanas. Precisamente, a los pocos días gracias a la labor de un robot submarino fue posible en encuentro a 200 metros de profundidad.

Por otro lado, lo acontecido en ese lugar también servirá para seguir avanzando en otros procesos de investigación vinculados a “la arqueología submarina a la antropología, historia e incluso química y biología marina”.

“Todo esto se continuará realizando con los correspondientes permisos y el debido respeto tanto a quienes perdieron su vida en este trágico suceso como a sus familiares”, señaló Javier Sellanes, secretario de Investigación de la Facultad de Ciencias del Mar de la UCN.

Ahora, el grupo de investigadores, que lleva trabajando en el proyecto desde hace siete años, piensa continuar con el documental sobre la historia de esta embarcación.

Por otro parte, lo acontecido se suma a los atractivos que tiene para ofrecer esa famosa región chilena, que se caracteriza por una gran riqueza natural y por estar cerca de la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt.  

El hallazgo de los restos de la embarcación que fue protagonista de una de las mayores tragedias navales en la historia chilena merece, pero al mismo tiempo representa una inmejorable oportunidad para volver a recordar y rezar por las 400 personas que perdieron la vida aquel día.

Con información de UCN y Oceana 

Tags:
chile
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
2
Gaudium Press
¿Sabías que el anillo de matrimonio puede llegar a tener la fuerz...
3
Esther Núñez Balbín
¿Qué hay detrás del caso de Lina?… Madre a los cinco años
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
PASSION OF THE CHRIST
Cerith Gardiner
7 pruebas y tribulaciones que Jim Caviezel enfrentó al interpreta...
6
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
7
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.