Aleteia

Cómo alimentarse siendo diabético

DIABETES
Shutterstock-KaliAntye
Comparte

En el mundo, 199 millones de mujeres padecen diabetes, una enfermedad que requiere un importante cuidado nutricional en el día a día.

«Nuestro derecho a un futuro sano» es el lema de este año en la celebración del Día Mundial de la Diabetes. Especialmente enfocada en las mujeres, esta campaña busca promover la importancia del acceso a tratamientos, medicinas, educación e información sobre el autocontrol de la enfermedad y su prevención.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hay más de 199 millones de mujeres con diabetes en el mundo. Es la novena causa de muerte entre mujeres, debida a condiciones socioeconómicas desfavorecidas, dificultades al acceso asequible a la prevención, detección precoz y tratamiento especialmente en países en vías de desarrollo.

La mujeres que sufren diabetes gestacional son cada vez más, (1 de cada 7 nacimientos), una amenaza grave y a veces ignorada para la salud materna e infantil. Si no es controlada y tratada durante el embarazo puede traer complicaciones tanto para la mamá como para el bebé.

¿Qué es la diabetes?

Podemos definir a la diabetes según su tipo, la diabetes tipo 1, tipo 2 y la gestacional.

Diabetes tipo 1, es cuando el cuerpo no produce insulina. El organismo necesita insulina para sacar el azúcar (glucosa) de los alimentos consumidos para convertirla en energía. Por lo tanto las personas con este tipo de diabetes deben realizar una alimentación equilibrada y aportar la insulina diariamente a través de los medicamentos para vivir.

Diabetes tipo 2, en este caso el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, las personas seguramente necesiten controlar la alimentación, tomar algún medicamento o insulina para contralar la patología.

Diabetes gestacional, aparece durante el embarazo y generalmente desaparece después del nacimiento del bebé, pero ambos tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes más adelante. Necesitan control principalmente a través de la alimentación y a veces medicamentos.

DIABETES
Shutterstock-Doro Guzenda

Alimentación en personas con diabetes

La alimentación es la misma para toda la población, sana, variada y equilibrada. Pero sí se  requiere de un control especial, de alimentos ricos en hidratos de carbono en cada una de la comidas que realizan para mantener normales los valores de glucosa en sangre.

Los hidratos de carbono son uno de los principales nutrientes y fuente de energía más importante del organismo. Nuestro sistema digestivo es el encargado de convertir la glucosa (azúcar) que pasa a la sangre y lo distribuye por todo el cuerpo para usarla como energía.

¿Cuáles son los alimentos ricos en hidratos de carbono?

Reconocer los alimentos que contienen carbohidratos es muy importante para los diabéticos, porque estos elevan el nivel de glucosa en sangre. El organismo lo que hace es transformar los carbohidratos en glucosa y luego circula por la sangre aumentando los valores de la misma en la sangre.

BREAKFAST
Shutterstock

Lácteos: leche y yogur tienen un moderado contenido en hidratos de carbono, los quesos casi no tienen nada. Se aconseja elegirlos desnatados  o semi, en cantidades controladas.

BREAD
Laura Adamanche - Shutterstock

Harinas: se encuentran también pan, galletas, cereales (arroz, pastas), legumbres (porotos, lentejas, garbanzos), papa y boniato o batata. Es el grupo de alimentos con mayor aporte de hidratos de carbono. Se recomienda la elección de productos de integrales por contener más fibra y ser más ricos en minerales, además pasean más lentamente a la sangre.

citrus
Shutterstock-Es75
Cítricos

Frutas: los hidratos de carbono son en forma de azúcares como ser glucosa, fructuosa, y sacarosa. Lo ideal es elegir frutas de estación que conservan mejor sus propiedades nutricionales, comerlas con piel (luego de lavadas) que aportan más fibra. Preferir la fruta entera a los zumos de fruta (en este caso se debe controlar la cantidad de fruta que contiene).

Vegetables
Shutterstock-Lisavetta
Verduras

Verduras: el aporte aquí es bajo, pero son muy ricos en fibra produciendo un efecto sobre la glucosa en sangre bajo en cantidades adecuadas. También son mas recomendadas las hortalizas de temporada y combinar el consumo de verduras crudas y cocidas.

Con respecto a las carnes, pescados huevos y derivados están libres de hidratos de carbono, contienen proteínas y grasas principalmente, pero deben preferirse los demenor tenor grasos y cocciones ligeras como la plancha, horno o parrilla.

Los aceites, la manteca o mantequilla y margarinas tampoco contienen carbohidratos. Utilizar aceite de oliva, que contiene grasas más saludables que lo demás.

La cantidad recomendada de hidratos de carbono depende de cada persona, por ello es necesario que cuando se diagnostique esta patología se asesore con un nutricionista para planificar la mejor forma de alimentación para mantener la diabetes normal.

Algunos consejos nutricionales

  • Comenzar un plan de alimentación adaptado a la persona con el asesoramiento de un especialista.
  • Bajar o mantener un peso saludable.
  • Realizar algún tipo de actividad física, se puede comenzar poco a poco caminando 10 minutos 3 veces al día por ejemplo.
  • Elegir alimentos bajos en calorías, grasas saturadas, grasas trans, sal y sin azúcar.
  • Tomar agua en lugar de jugos o refrescos.
  • Llevar un registro de sus niveles de glucosa en sangre, según lo indique su médico.

La diabetes es una enfermedad muy común hoy en día, que no solo está afectando cada vez más a mujeres y hombres sino también a niños. Por esos es sumamente importante prevenir y tratarla de forma correcta para evitar el desarrollo de patologías asociadas. Todos tenemos el derecho de acceder a una adecuada atención, información, tratamiento y alimentación adecuados en todas partes del mundo. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.