Aleteia

Las 10 enfermedades tecnológicas que nos están afectando

BLACKDAY - Shutterstock
Comparte
Comenta

Descrubre las tecnopatías que te afectan: FOMO, nedrinitis...

Las nuevas tecnologías ya no son tan nuevas y las dos décadas en las que gran parte del día a día de la sociedad se pasa delante de una pantalla no han sido baladí. Se han modificado rutinas y procesos con efectos muy positivos.

Sin embargo, la salud de las personas no tolera los excesos, tampoco los tecnológicos. Por este motivo, cada vez son más frecuentes las llamadas tecnopatías o enfermedades tecnológicas. Derivadas del uso excesivo de los dispositivos digitales, destacan las siguientes patologías:

  1. Tensión ocular: además de otros problemas oftalmológicos. Se manifiesta en síndromes como el enrojecimiento de los ojos, la visión borrosa y en casos extremos, se pueden llegar a sentir náuseas.
  2. Tendinitis: provocada por el abuso de posturas poco naturales al usar el teclado, ratón, teléfono móvil o mandos de los varios modelos de consolas. Así, se conocen también estas molestias como whatsappitis o nintenditis.
    Nattanan Zia - Shutterstock
  3. Nedrinitis palmar: muy relacionada con las anteriores, caracterizada por la inflamación, aparición de manchas rojas en las manos después de un uso muy reiterado de algunos dispositivos.
  4. Pérdida de audición: se da sobre todo en aquellas personas que escuchan, de forma habitual, música con auriculares a un volumen demasiado elevado porque el tímpano debilitado debe realizar un esfuerzo extra para recibir las ondas.
  5. Síndrome FOMO: es la patología psicológica producida por el miedo a quedarse fuera del mundo tecnológico o de desarrollarse al mismo ritmo que la tecnología. Por ejemplo, ansiedad por no tener el último modelo de móvil del mercado, no estar al día de alguna tendencia de la comunidad virtual, no conocer alguna campaña viral, etc.
  6. Vibración fantasma: muestra una clara dependencia del smartphone. La persona tiene la sensación continuada de que su teléfono está vibrando, aunque esto no esté ocurriendo en realidad.
  7. Nomofobia: se trata de la ansiedad que puede sentir la persona cuando olvida alguno de sus dispositivos, lo pierde o se queda sin batería. A niveles extremos puede derivar en crisis de ansiedad.
    tommaso79 - Shutterstock
  8. Insomnio: provocado por utilizar dispositivos móviles a altas horas de la noche, hasta el punto de dormir con ellos. De hecho, este fenómeno se conoce como vamping y los usuarios que lo practican, generalmente adolescentes, se denominan phombies.
  9. Cibercondría: se trata de una versión digital de la hipocondría. Es la costumbre de buscar de forma continuada enfermedades que les preocupan de forma extrema y obsesiva en la red.
  10. Electrosensibilidad: sentir dolor de cabeza, cansancio o dificultad para dormir al estar cerca de aparatos eléctricos, antenas de telefonía, transformadores u otras fuentes de radiación. Coloquialmente se llama también alergia al wi-fi.

Sólo en España, según el último informe PISA, se considera que el 22% de los jóvenes son tecnoadictos, es decir, usuarios extremos de la tecnología. De este modo, ante el peligro de caer en enfermedades derivadas de la tecnoadicción es recomendable tomar medidas para prevenirlas.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día