Aleteia

La lección de un exguardia del Papa en Perú

Comparte
Comenta

Alberto se transformó en guía de miles de jóvenes inscriptos para ser guardias del Papa

“Lo tuve muy cerca, detrás de una ventanilla del bus. Recibí claramente su paz. ¡Su bendición!”, confesó para Aleteia el exguardia del Papa Juan Pablo II. “Me habían designado como miembro del equipo de primeros auxilios, formaba parte de la “Legión del Papa” en 1985 durante la primera visita del Santo Padre”, recordó Alberto Pool Romero, joven peruano a quien le tocó custodiar al Santo Padre.

Con el atardecer llegó San Juan Pablo II en medio de las arengas y los cantos de la gente. Desde las primeras horas de la mañana, Alberto lo esperaba en el lugar indicado. Sin embargo, al cabo de unas horas, narra el ahora guía de los 30 mil jóvenes peruanos inscritos para convertirse en guardias del Papa.

 “Corrí para auxiliar a una mujer de avanzada edad que sufrió un desmayo”. Todo fue tan rápido, que perdí mi ubicación. No pude verlo. El Papa estaba en el escenario, muy lejos.

La misión que adopté del Papa

No sé cuánto tiempo estuvo allí junto a mí, “nos separaba el vidrio de la ventanilla del bus, durante una parada camino al aeropuerto”. No sólo se trataba de cumplir una tarea. El Sumo Pontífice le había dado una lección.

“Servicio, comunión y testimonio, son algunas de las características que debe tener un verdadero guardia Papal”, aseguró Pool Romero durante la primera jornada de capacitación a  los 600 coordinadores voluntarios que acompañaran a la guardia de Francisco durante la visita pastoral del Papa del 18 al 21 de enero de 2018.

 

 

Esta delegación de jóvenes será la encargada de la logística del evento, así como del cuidado y atención de los miles de asistentes a los grandes encuentros con el Vicario de Cristo.

“Desde entonces cada vez que pierdo fuerza, esa imagen de paz me fortalece”, expresa.  Después de 30 años Alberto descubrió que su vocación de servicio nació desde entonces. En esta primera jornada participaron 200 jóvenes coordinadores en la ciudad de Lima.

Jóvenes del norte se suman a la Guardia del Papa

 

En la región norte del Perú la Cruz peregrina recorre calles, plazas, instituciones educativas, universidades, y parroquias. Los jóvenes trasladan la cruz peregrina en hombros dispuestos a “hacer lío” a la espera del Papa Francisco en la ciudad de Trujillo el próximo 20 de enero.

“Esta vez hemos iniciado la peregrinación de la cruz en la ciudad unida a la visita de Francisco. Los fieles reciben la Cruz en cada lugar por dos o tres días”, comentó para los medios locales el vicecoordinador general de la Visita Papal para el norte del Perú, el sacerdote Hipólito Purizaca.

La guardia del papa empieza a actuar en las calles del Perú, las inscripciones están abiertas hasta el próximo 30 de noviembre en la dirección electrónica oficial de la visita papal al Perú.

Tags:
papaperu
Newsletter
Recibe Aleteia cada día