Aleteia

El adiós mundialista a Gianluigi Buffon

AFP PHOTO / Marco BERTORELLO
Italy's goalkeeper Gianluigi Buffon reacts during the FIFA World Cup 2018 qualification football match between Italy and Sweden, on November 13, 2017 at the San Siro stadium in Milan.
Comparte
Comenta

En Rusia se echará de menos a uno de los futbolistas más "caballerosos"

Hay jugadores y estrellas que independientemente de la selección en la que jueguen dignifican al fútbol. Gianuluigi Buffon, por trayectoria, por talento, por caballerosidad, es uno de ellos.

En la que podría haber sido, según sus propias palabras, la despedida de la selección azzurra, el portero italiano quedó afuera del mundial de Rusia 2018. Hubiese sido su sexto Mundial. No sufrió ningún gol en contra, pero su equipo no consiguió quebrar el cero, y Suecia obtuvo la plaza mundialista en la repesca.

Valiente caballero, a los 39 años, tuvo en esta, quizá su última batalla con la casaca italiana, un gesto de esos que enaltecen su figura. Si hiciese falta. En San Siro, previo al encuentro, los aficionados italianos silbaron el himno sueco, el himno nacional del adversario, en una nefasta práctica extendida en todo el mundo. Sin embargo, Buffon, avergonzado por el comportamiento de sus compatriotas, bajó la cabeza y aplaudió a los suecos con la misma intensidad con la que desde las gradas bajaban los silbidos.

Desde que debutó en el arco del Parma en noviembre de 1995, Buffon disputó más de 1000 encuentros. En la Juventus, su equipo desde 2001, estuvo en cancha más de 40 mil minutos. Nadie en la historia más que él. Y cuando le tocó descender por el “Calciopoli”, un escándalo para la manipulación de resultados, se quedó en la Vecchia Signora para lograr la redención y el ascenso.

Campeón del Mundo con Italia en 2006, cuenta con 175 participaciones en la selección nacional. Él y el español Iker Casillas son símbolo de un período de gloria para los porteros europeos, ambos referentes en sus selecciones campeonas del mundo. El propio Casillas fue uno de los primeros en saludar y mostrar sus solidaridad con Buffon, al que describió como leyenda. Fue con un mensaje de Twitter: “No me gusta nada verte así! Quiero verte como hasta ahora, como lo que sigues siendo para muchos: una LEYENDA. Orgulloso de conocerte y orgulloso de haberme enfrentado a ti muchas veces. Aún nos tienes que deleitar en el fútbol amigo! #1”, escribió el español.

“Siento mucho que mi último partido oficial con Italia haya coincidido con la eliminación, lo siento no ya por mí, sino por la afición. Hemos fallado en algo que podría ser importante a nivel social, es la única pena que tengo, porque el tiempo pasa y es cruel, y está bien que así sea”, consideró Buffon entre lágrimas. “Cuando te va mal quiere decir que tenemos la culpa”, aseguró, sin delegar responsabilidades en el entrenador, asumiendo él mismo responsabilidades: “Ha tenido la misma culpa que nosotros”.

Aunque le quedan partidos por disputar, y acaso el sueño de obtener finalmente la Champions siga de pie, comienza así la despedida a uno de los grandes porteros que ha dado el fútbol mundial. Uno de esos que no teme ningún ángulo y a todos llega porque a todos puede llegar. Uno ante el que ningún penal es seguro gol. Uno de los pocos que puede tocar y besar la Copa del Mundo, privilegio reservado a los que la ganaron. Uno que Rusia 2018 extrañará, y sin el cual la Copa del Mundo no será igual.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día