Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 08 mayo |
Nuestra Señora de Luján
home iconActualidad
line break icon

Pokémon/Yo-Kai Watch: Guía para padres

Pokémon

Toho

Tonio L. Alarcón - publicado el 11/11/17 - actualizado el 11/11/17

A raíz del estreno de Pokémon: ¡Te elijo a ti! y Yo-Kai Watch: La película desgranamos qué caracteriza a cada franquicia, y qué pueden aportar a los pequeños de la casa

Habría que empezar aclarando que los más que evidentes parecidos entre las franquicias Pokémon y Yo-Kai Watch no son casuales. De hecho, esta segunda puede calificarse como un exploitation de la primera –esto es, un producto que se aprovecha del éxito de otro anterior (re)aprovechando algunas de sus características– que ha intentado ganarle terreno en todos los espacios comerciales en los que se mueve: videojuegos, manga, anime, merchandising… Si bien se ha quemado tan rápidamente que, a día de hoy, tiene más éxito en Europa que en su Japón natal.

A grandes rasgos, tanto Pokémon como Yo-Kai Watch parten de una base argumental notablemente similar: un jovencísimo protagonista que captura/recluta criaturas con diseños llamativos y características especiales –animales fantásticos en un caso, fantasmas y monstruos en el otro–, y que vive aventuras de esquema más o menos fijo acompañado de un grupo de amigos/compañeros estable.

Precisamente ese planteamiento hace que ambas propuestas desarrollen un universo propio en constante crecimiento, que invita a los niños a memorizar todas las criaturas que van incorporándose a la historia –a día de hoy, existen más de 800 pokémon y casi 700 yo-kai–, lo que supone un interesante ejercicio memorístico que, además, puede utilizarse para establecer paralelismos didácticos con el reino animal.

La diferencia principal entre ambas franquicias está en que los arcos argumentales de Pokémon son mucho más deudores de sus orígenes como juego de rol para consolas, de ahí que podamos definirlo como una especie de Dragon Ball para niños: es decir, gira en torno a los combates –protagonizados, en este caso, por los monstruos, dirigidos verbalmente por los humanos– y al progresivo aumento de nivel de combate. En cambio, Yo-Kai Watch bebe mucho más del costumbrismo de Doraemon –tanto es así, que en Yo-Kai Watch: La película hay referencias directas a ella–, de ahí que, al menos en la serie televisiva, la acción gire más en torno a la necesidad de resolver dilemas cotidianos más o menos excéntricos mediante el uso de los yo-kai.

Partiendo de dicho planteamiento, puede parecer que Yo-Kai Watch es más inocente o, al menos, más recomendable. Pero al ser una serie mucho más humorística, y por lo tanto más irreverente –dentro de un humor dirigido a niños, es decir, abundante en referencias escatológicas–, no transmite con tanta intensidad como Pokémon su apreciación de la amistad, de la necesidad de crear vínculos solidarios y, sobre todo, de lo imprescindible de emplear la inteligencia para superar obstáculos. Y es que, a medida que el protagonista de esta última serie, Ash Ketchum –Satoshi en su versión original japonesa–, va aumentando el nivel de sus combates, también debe aprender a utilizar a sus pokémons con mayor astucia, dándole mayor importancia a la estrategia que a la fuerza bruta.

Aun así, hay que tener en cuenta un detalle fundamental respecto a ambas franquicias a la hora de darle acceso a las mismas a los pequeños de la casa: su origen japonés. Por más que su vocación sea internacional –y tenga sus correspondientes adaptaciones regionales para corregir algunos localismos difíciles de entender fuera de suelo nipón–, es difícil que se desprenda de características idiosincrásicas de dicha cultura como la desigualdad entre géneros. Lo más recomendable, como siempre, es sentarse junto a ellos para comentar –y compartir– lo que les choca/extraña de lo que ven en pantalla.

Tags:
cine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
4
SARAH VOSS
Dolors Massot
Las gimnastas alemanas cubren sus piernas contra la sexualización
5
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.