Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un Black Friday con cabeza

SHOPPING
Rawpixel.com - Shutterstock
Comparte

Es el gran día de ofertas y hay que estar preparados

El llamado “Viernes Negro” es una tendencia actual de consumo que viene de los Estados Unidos y se realiza justo después del Día de Acción de Gracias. Muchos otros países la han adoptado y es, sin duda, una excelente oportunidad para comprar todos, o por lo menos muchos, de los regalos de Navidad.

Un dato curioso: se dice que el nombre de Viernes Negro viene de los antiguos registros comerciales, donde las pérdidas se registraban en tinta roja y las ganancias en negra. Dado que éste es un día donde las tiendas venden muchísimo (ganando no por venta unitaria sino por volumen) se le llamó así.

Ahora volviendo a las recomendaciones, los que vieron la serie Friends seguro recuerdan aquel episodio donde Mónica, Rachel y Phoebe van en búsqueda de un vestido de novia que a Mónica le había encantando en las ofertas del Black Friday y deben pelear por él como si se tratara del último vaso de agua del desierto.

No era del todo exagerado, basta con ver ciertas imágenes de tiendas como Apple, donde la gente incluso comienza a hacer la fila el día anterior sin saber a ciencia cierta qué es lo que ofrecerán.

Afortunadamente, muchas de las tiendas han entendido lo engorroso que eso resulta (eso y que mucha gente dejaba de comprar para evitarse ese tipo de situaciones) y aplican los descuentos del Black Friday también para las compras en línea (independientemente del Cyber Monday, tres días después). Estos son mis tips para que no te sientas abrumada con las ofertas.

1. Haz una pre-lista

Parece obvio pero en realidad es lo más importante. Ese día vas a ver ofertas de todo tipo de productos y lo mejor es enfocarse primero en lo que estás buscando, ya que incluso de lo que estás buscando vas a ver varias ofertas de distintas tiendas. La bicicleta de tu hijo, una lámpara para la casa, las cremas para tu madre, el perfume para tu esposo, los zapatos para ti… anota todo aquello que quieras aprovechar comprar en rebajas, no sólo tienen que ser los regalos de Navidad, puede ser algo que necesitas para la casa, ropa para la próxima temporada, algún regalito que tengas que hacer los primeros meses del año que viene, algún mimo para ti… mejor prevenir y aprovechar.

2. Investiga

Usa tus mejores habilidades investigativas no para ver quien hace qué en las redes sociales sino para darte una idea de las ofertas que van a haber. Por lo general, un par de días antes ya las tiendas empiezan a anunciar las ofertas que van a tener para ese día (claro, siempre hay sorpresas) y eso ayuda mucho. Con googlear ofertas + Black Friday 2017 será más que suficiente (también puedes añadir la tienda de tu preferencia). Si ya ves que hay una tienda que va a tener cosas interesantes, mi recomendación es que de una vez te registres, no querrás perder tiempo en Black Friday rellenando todos tus datos e información.

SHOPPING
georgejmclittle - Shutterstock

3. Elabora un presupuesto

Luego de haber realizado tu investigación, podrás hacerte más o menos una idea de lo que habrá y a qué precio. Es bueno que no sólo hagas una lista de lo que realmente necesitas o quieras darte el cariño de comprar. Es fin de año, también puedes darte uno que otro mimo pero siempre con prudencia. Es importante también que te establezcas un límite de dinero, ya que la tentación de gastar ese día es muy grande. “Eso es muy económico, ¿cómo no lo voy a comprar?”… ¿les suena? Además, recuerda que no sólo es el precio del producto, también están los impuestos y los gastos de envío. La idea es aprovechar las ofertas con inteligencia, no terminar con (más) deudas.

4. Ser paciente

Quizá en esta ocasión sea la actitud más difícil a ejecutar. El bombardeo de ofertas es tal que puede ser abrumador, pese a haber hecho una investigación previa. Tómate el tiempo de ver varias tiendas para que luego no te arrepientas de haber pagado más dinero por un mismo producto. ¡Y atenta también a la política de devoluciones de cada producto! Eso sí, si ves una oferta que es demasiado fabulosa de algo que estabas buscando, ni lo pienses, porque también hay cosas que se agotan muy rápido y tenerlas en el carrito de compras no las asegura (¡Ya me pasó a mí en cierta ocasión!).

SHOPPING
A. and I. Kruk - Shutterstock

5. Crea tu ambiente

Creo que establecerse un horario y un lugar desde donde vas a hacer las compras es sano. El horario puede ser prender tu ordenador a las 11:45 pm del día anterior para ser de las primeras en comprar a la medianoche o muy temprano en la mañana antes de ir al trabajo. (No recomiendo realizar las compras on line por la tarde porque ya hay muchas cosas que se han acabado, aunque a veces algunas tiendas hacen re-inventario durante estas horas). El lugar debe ser un sitio que te permita estar tranquila y enfocada en tus compras, sin ruido o personas que te distraigan. También puedes prepararte previamente una taza de té o café.

6. Utilizar una conexión segura

Esto es importante por dos razones. La primera, para que no pierdas una buena oportunidad de compra por culpa de una mala conexión a Internet; y segundo, porque si usas una red privada estarás también protegiendo tu información bancaria. Igualmente, recomiendo comprar en tiendas  que tengan un candado al lado de la dirección web, ya que significa que la página utiliza tecnología SSL (Security Socket Layer), lo que garantiza la seguridad de la transferencia. Ese día no sólo hay muchas ofertas, también muchos hackers.

7. No te lo tomes tan en serio

Es verdad que puede dar rabia no llegar a tiempo a una oferta o ver un producto mejor por el mismo precio que acabamos de pagar, pero al final son sólo objetos y si no los conseguiste en Black Friday, todavía tienes Cyber Monday y si no también las ofertas propias de Navidad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.