Aleteia

Trump retira la protección a los menores refugiados

© Breitbart Texas Release
Comparte
Comenta

Estados Unidos finaliza el Programa de Menores Refugiados de Centroamérica

Un paso más en la política migratoria del presidente Donald Trump comenzó a tener efecto el día de hoy a las cero horas. El Gobierno de Estados Unidos ha puesto fin al Programa de Menores Refugiados de Centroamérica (CAM, por sus siglas en inglés), una medida ya anunciada hace meses pero que afecta lo más sensible de la migración: los niños.

Muchos venían huyendo

El programa de refugiados CAM entró en vigor el 1 de diciembre de 2014, después del verano más problemático en términos de menores viajando solos desde Centroamérica hacía Estados Unidos. El CAM fue una iniciativa de la administración de Barack Obama y permitía a algunos padres, residentes legales en Estados Unidos, solicitar la entrada por reasentamiento en Estados Unidos de familia y elegibles, de El Salvador, Guatemala y Honduras, que huían de la violencia en sus países.

La decisión de Obama permitía que ciertos padres de familia que estuvieran legalmente presentes en los Estados Unidos podrían ser elegibles para ser considerados padres que cualifican y poder solicitar el acceso de sus hijos al programa.

Cada menor cualificado debía ser soltero, menor de 21 años, y ciudadano de El Salvador, Guatemala u Honduras.

En ciertos casos, el padre del menor cualificado y que estuviera en el país podría también calificar para acceder al programa si el padre que estuviera en el país fuera el cónyuge legal del padre elegible que estuviera en los Estados Unidos, así como también podían acceder al CAM el hijo soltero del hijo calificado, si también era menor de 21 años.

Parte de una “revisión general”

Un trabalenguas que dio mucha esperanza a menores de edad que venían de Centroamérica a reunirse con sus familias, muchos de ellos perseguidos por la violencia de las pandillas o maras, por la violencia de los grupos paramilitares, el narcotráfico, la ignorancia, la pobreza y la falta de oportunidades laborales y educativas. Pero todo ello terminó ayer jueves a las 23:59, hora de Washington.

La decisión de terminar con el programa citado se tomó como la parte de la revisión general se llevó a cabo por Washington del Programa de Admisión de Refugiados en Estados Unidos para el año fiscal 2018. Así, el gobierno del presidente Trump dio por concluído un programa que les permitía a ciertos jóvenes centroamericanos que estaban en riesgo, vivir en Estados Unidos, una alternativa para los padres de familia desesperados que de otra manera habrían acudido a traficantes de personas.

Y esto es lo aún más preocupante. “La decisión tomada este miércoles (por antes de ayer) es un ejemplo más de las duras medidas del presidente Donald Trump para combatir la inmigración ilegal y hacer más difícil la entrada a los Estados Unidos para los centroamericanos que buscan protección, aunque el programa tiene el potencial de alimentar las peligrosas redes que el gobierno de Trump busca eliminar”, comentó en su portal CNN en Español.

No eran “refugiados”

El Departamento de Estado informó que no aceptará ninguna otra solicitud para el programa CAM después de concluido el jueves 9 de noviembre de 2017. Cerca de 3,000 menores que estaban en el limbo mientras el programa era evaluado, no podrán ir a Estados Unidos, sin contar las personas que se habrían presentado al programa si este continuaba.

La administración federal de Estados Unidos ha dicho que “se concentrará” en cambio en un proceso “más enfocado” para los refugiados en Centroamérica y trabajará con el Gobierno de Costa Rica, Naciones Unidas y la Organización Internacional para las Migraciones. En su reporte al Congreso de su país, el Gobierno de Trump dijo que pondría fin al CAM “debido a que la amplia mayoría de los individuos que acceden al programa no son idóneos para la reubicación como refugiados”.

Hasta el 4 de agosto pasado, más de 1,500 niños y miembros de familias habían llegado a Estados Unidos como refugiados bajo el programa CAM desde que éste dio inicio en diciembre de 2014, según el Departamento de Estado. Más de 13,000 personas han postulado al programa desde su comienzo, agregó.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día