¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

“Soy un hombre con Síndrome de Down y mi vida vale la pena”

Frank Stephens Global Down Syndrome Foundation
Frank Stephens - Captura de Tela do YouTube
Comparte

Contundente discurso en defensa de la vida del portavoz de la Global Down Syndrome Foundation ante el Congreso de Estados Unidos

El discurso que Frank Stephens pronunció ante el Congreso de Estados Unidos ha dado la vuelta al mundo. Las palabras del que es el portavoz de la Global Down Syndrome Foundation golpean la consciencia endurecida de aquellos que consideran “un gran avance” eliminar del mundo el Síndrome de Down a través del aborto de todas aquellas personas así diagnosticadas antes de nacer.

Su discurso comenzó de forma directa:

“Quiero decir que no soy científico ni investigador. Incluso así, nadie sabe más de la vida de una persona con Síndrome de Down que yo. Sea lo que sea que aprendieran hoy, recuerden esto: yo soy un hombre con Síndrome de Down y mi vida vale la pena”.

Su discurso, como ya hemos comentado anteriormente, está especialmente dirigido a quienes apuestan por el aborto ante la detección del Síndrome de Down durante el embarazo. Sí, hay gente que defiende esa idea y financia su práctica a través del diagnóstico prenatal.

Hay incluso gobiernos que apoyan la sistemática eliminación de las personas con Síndrome de Down. Recientemente, fueron divulgadas aterradoras estadísticas que señalan a Dinamarca e Islandia como países en que el 100% de los personas con Síndrome de Down son exterminadas mediante el aborto.

El acudir al aborto al recibir un diagnóstico de Síndrome de Down durante el embarazo es una dramática realidad en una deshumanizada sociedad “profundamente influenciada por un prejuicio superado”,  denuncia Frank Stephens ante los congresistas.

Su vida y la de tantas otras personas con Síndrome de Down sirven para desmontar estos prejuicios.

Pero Stephens ha querido ir más allá en su discurso. Incluso no necesitando justificar su existencia, ofreció tres argumentos que destacan el gran aporte que realizan las personas con Síndrome de Down a la humanidad:

1 – “Nosotros somos un regalo médico para la sociedad, un plan para la investigación médica sobre el cáncer, el Alzheimer y los trastornos del sistema inmunológico”.

2 – “Somos una fuente poco común y poderosa de felicidad. Sin duda, la felicidad tiene valor”. La referencia es un estudio de la Universidad de Harvard que señala que las personas con Síndrome de Down, así como sus padres y hermanos, entienden la vida con un grado de felicidad mayor de lo normal.

3 – La existencia de las personas con Síndrome de Down es un testimonio y una alerta: “Nosotros damos al mundo la oportunidad de pensar sobre la ética de escoger qué seres humanos merecen la oportunidad de vivir”.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.