¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Un testamento “como Dios manda”

BARCELONA
Public domain
Comparte

Un privilegio ofrecía a la Iglesia de Sant Just y Pastor un juramento inusual

Ante un altar. Así era como cualquier ciudadano de Barcelona en peligro de muerte podía mostrar su última voluntad. Un juramento que tenía incluso validez legal. Pero no se trata de un altar cualquiera. El juramento debía realizarse ante el altar de la Basílica de Sant Just i Pastor de Barcelona, una basílica escondida entre las calles más antiguas de la ciudad y que tiene culto cristiano ininterrumpido desde el siglo IV.

El privilegio de Sant Just y Pastor estuvo vigente desde el año 801 y no fue en hasta el año 1991 (1190) cuando fue derogado. La historia es muy curiosa. Lluís el Pietós, hijo de Carlomagmo, otorgaría al altar de Sant Fèlix tres privilegio tras ser conquistada Barcelona a los musulmanes.

El privilegio de batalla juzgada. Los caballeros que se batirían en justa o duelo debían jurar en el Altar que no iban a utilizar brujería en la contienda.

El privilegio del juramento de los judíos. Ante una disputa entre un cristiano y un judío, el segundo debía jurar en el altar que diría la verdad

El privilegio del testamento, según el cual un juramento ante el altar realizado ante un notario y el párroco de la Iglesia serviría legalmente como testamento o documento de últimas voluntades.

La Basílica de Sant Just i Pastor

Actualmente en la Basílica de Sant Just i Pastor no se realizan juramentos ni privilegios sino que lo que tiene presencia continuada es la oración y la acogida a los pobres. La Comunidad de Sant’Egidio cuida especialmente la bienvenida a los peregrinos y el 25 de diciembre celebra allí su tradicional almuerzo de Navidad.

La Basílica es de estilo gótico. Una nave con seis tramos nos dan la bienvenida y contrasta la sobriedad de las bóvedas con la descoración neoclásica y neogótica de las capillas laterales y el altar. Hasta el año 1537 la Basílica estuvo presidida por la talla de la Virgen de Montserrat pero entre 1816 y 1832 la imagen se sustituyó por un altar mayor neoclásico.

Merece la pena visitar la Capilla de Sant Feliú que recuerda la concesión de estos tres privilegios y subir al campanario desde donde se puede apreciar una de las mejores vistas de Barcelona.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.