¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

El fotógrafo lanza una pregunta y la novia rompe a llorar

Comparte

Este conmovedor momento para la pareja quedó capturado en una fotografía que se ha vuelto viral.

Después de meses de preparación —a veces más, raras veces menos—, por fin llega el gran día.

Las larguísimas listas de tareas ya se han cumplido y revisado ad infinitum y, por lo general, cerca del principio de la lista, se encuentra el fotógrafo de la boda.

Con una representación bastante considerable del presupuesto, el fotógrafo tiene la importantísima función de capturar los recuerdos del día para que después se compartan con los seres queridos en las décadas venideras.

Si se tiene la suerte de encontrar un fotógrafo o fotógrafa muy bueno, este será capaz de ir más allá de la belleza física de la celebración para mostrar la verdadera esencia del día: la pura hermosura del amor. ¿O acaso no va de eso el matrimonio?

 

El fotógrafo James Day nos recordó hace poco esta lección con sus emotivas fotografías a una pareja australiana, Adrian y Roslyn, en el día de su boda. Un recordatorio que ha hecho saltar muchas lágrimas.

Quería capturar la imagen de la pareja frente a una puesta de sol exquisita. Mientras preparaba la fotografía tuvo la sensación de que “no era suficiente”. Así lo explicó en una publicación de Facebook: “Justo cuando la luz se volvía increíble, dejé a un lado todo lo que sabía y me acerqué a la pareja para decirles: ‘Pareja, dejad de posar. Simplemente disfrutad de vuestra primera puesta de sol juntos como marido y mujer’”.

Es bien cierto que en nuestro día de bodas es muy fácil quedar abrumados con toda la organización, con recordar los votos y los discursos y asegurarse de que los familiares mayores no se quedan sordos del todo con la sonorización de la banda…

Tanto es así que podemos olvidar que ese día es el inicio de muchas primeras veces como pareja unida, así que resulta, como poco, apropiado que los recién casados se tomen un momento para admirar a la Madre Naturaleza.

Pero Day va un poco más lejos y hace una pregunta que todo novio y novia debería preguntarse cuando da el sí quiero: “De los millones de personas en este planeta, has decidido pasar el resto de tu vida con Roslyn. ¿Puedes decirle por qué?”.

Day relata que “le pidió que lo susurrara al oído de ella, porque es algo que solo le concernía a ella. Me gustó que pudieran compartir aquel momento en privado”.

Y cuando Adrian se inclinó para hacer saber a su esposa por qué era la elegida, Day capturó veloz el tierno momento en que Roslyn liberaba unas lágrimas que corrieron por sus mejillas. Aunque nunca sabremos por qué ella es esa una entre millones, la fotografía demuestra el amor puro que ha unido a estas dos personas en matrimonio.

Aunque la pregunta de Day es muy apta para el inicio de la vida como recién casados, también es una pregunta que una pareja puede preguntarse a lo largo de toda su vida de matrimonio.

Imagina que te despiertas el día del aniversario de vuestra boda con una pequeña nota explicando por qué te han elegido como ese uno o una de entre tantas personas. Con el paso de los años, las razones pueden haber cambiado desde las más superficiales, “porque haces el mejor café del mundo”, a otras más significativas, “porque iluminas mi día incluso cuando el mundo está oscuro”. ¡Ahora queda que consigáis registrar esos momentos para añadirlos a vuestro propio álbum de bodas!

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.