Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Wenceslao
home iconActualidad
line break icon

¿Cuál es “el problema estructural” de Estados Unidos?

Pacific Pundit

Jaime Septién - publicado el 07/11/17

¿Como un sicópata capaz de llevar a cabo la monstruosidad del pasado domingo?

¿Qué motivo a Devin Patrick Kelley, de 26 años de edad, a matar a 26 personas y herir a otras 20 dentro de la Primera Iglesia Baptista de Sutherland Springs, en el sureño Estado de Texas, Estados Unidos?

Todas son especulaciones. Se habla de su deshonrosa salida de la Fuerza Aérea donde, desde 2010, sirvió en el departamento de preparación logística en la Base de Holloman, en Nuevo México.

Se habla de las secuelas que le causó que años más tarde, fuera juzgado en una corte marcial por agredir a su esposa y a su hijo y sentenciado a un año en prisión militar. Y luego, que en 2014, fuera expulsado de las Fueras Armadas por “mala conducta”.

Se habla de su divorcio, de que tuvo una queja por maltrato de animales, de que era hosco pero no necesariamente violento… Como el tirador de Las Vegas, Kelley no presenta ninguno de los antecedentes que podría calificarlo como un sicópata capaz de llevar a cabo la monstruosidad del pasado domingo.

Hay dos pistas: según las autoridades el atacante usó un rifle de asalto Ruger AR-15, vestía de negro y llevaba puesto un chaleco antibalas. O sea: iba a lo que iba. Y que uno de los asistentes en el templo, que estaba armado, le disparó y lo hirió. El atacante escapó en su vehículo y se estrelló unos cuantos kilómetros más adelante, en el condado de Guadalupe.

Las dos pistas llevan a la Segunda Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de América, que data de 1791 y que dice, a la letra: “Una milicia bien regulada es necesaria para la seguridad de un Estado libre, el derecho de la gente a tener y portar armas no será infringido”.

El atacante llevaba un rifle de precisión, un arma de asalto que pudo haber comprado en cualquier tienda deportivo, negando que tenía antecedentes penales. Y uno de los asistentes al servicio religioso de la Iglesia Baptista, portaba un arma porque en Texas, la ley permite que los tejanos porten sus armas en su funda, a plena vista (aunque no en iglesias).

El rifle con el que se cometió la matanza en la pequeña comunidad de Sutherland Springs es un arma estilo militar que estuvo restringida por diez años hasta el 2004. El atacante la compró en una tienda de la vecina ciudad de San Antonio, poniendo dos mentiras. La primera, que no tenía antecedentes y la segunda que su domicilio estaba en un lote baldío.

En otras palabras, el autor del tiroteo en Texas, como el de Las Vegas, llegaron hasta donde llegaron porque hay todo un entorno permisivo al respecto. El estudio más reciente calcula que hay unas 360 millones de armas en manos de civiles en Estados Unidos. Y en ese país hay 33,000 muertes anuales por armas de fuego.

Por ello, en su comunicado inmediatamente posterior a la matanza del domingo, el cardenal de Houston-Galveston y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos, Daniel Di Nardo, aseveró que el tiroteo en Texas ilustra un «problema fundamental» en Estados Unidos.

«Este evento incomprensiblemente trágico se une a una lista cada vez mayor de tiroteos masivos, algunos de los cuales también se realizaron en iglesias mientras las personas adoraban y oraban (…) «Debemos llegar a la firme determinación de que hay un problema fundamental en nuestra sociedad. Una cultura de la vida no puede tolerar, y debe evitar, la violencia armada sin sentido en todas sus formas”.

Sin embargo, este “problema estructural” difícilmente podrá resolverse si no se hace caso a uno de los mensajes que durante el domingo estuvo tuiteando el arzobispo de San Antonio, Gustavo García-Siller: «Trabajamos en Pequeñas Formas para Detener la Guerra, La Violencia y Armas. ¡Paz! ¡Paz!”

Tags:
armasatentadosestados unidostiroteo
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
2
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
3
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
4
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
5
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
6
P. Paulo Ricardo
¿Por qué la Iglesia católica está en contra de los métodos antico...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.