¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Tomarse un cafecito tiene sus beneficios

© Eneas De Troya / Flickr / CC
Café
Comparte

¿Hasta cuánto café al día se considera que no es perjudicial para la salud?

Desde muchos años el café se posiciona como anfitrión protagónico en las tertulias y veladas tanto de noctámbulos como de intelectuales, entre otras personalidades, por su contenido en cafeína: un estimulante del sistema nervioso central.

Considerado como una de las bebidas más consumidas en el mundo después del agua, también es un gran aliado en las mañanas con el desayuno para “despabilarse”, así como durante el horario laboral y hasta para compartir un grato momento con amigos en la tarde.

A pesar de ser una bebida estimulante, si se la consume con moderación y en su justa medida puede aportarnos interesantes beneficios.

© CIAT

Variedades de café

El café es obtenido de la planta llamada cafeto, de zonas tropicales de mucha humedad y poco sol y de altas altitudes.

Hay dos variedades las más conocidas: la arábica y la robusta.

La primera es la de mejor calidad, su origen es de Etiopía y es la de mayor producción a nivel mundial, presenta un sabor suave, ácido y un agradable aroma silvestre y frutos secos. Mientras tanto, la robusta requiere menor altitud y mayor temperatura, es de África Occidental y Sudeste Asiático y tiene un sabor algo amargo; se combina con matices de frutos secos y madera.

Se cosecha el fruto de color verde y luego de unos 8 meses cambia de amarillo a rojo. Luego se tuesta para lograr la concentración del sabor y color deseado, que dependerá de varios factores, entre ellos su forma de preparación, por ejemplo, si es con filtro un tueste ligero, si es un expreso deberá ser más intenso.

© cyril-saulnier-unsplash

Beneficios para la salud reconocidos

Resultados de estudios realizados por científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), asocian el consumo de un café diario con una reducción de la mortalidad prematura de hombres y mujeres. Disminuye la mortalidad por todas las causas, pero sobre todo por enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo.

Con respecto a la carcinogenicidad, se concluyó que no hay evidencias de ello y que por el contrario se observó una reducción del riesgo de cáncer de hígado y del endometrio uterino.

Irène Coco
Marc de café, par Irène Coco

A nivel nutricional

Hace mucho tiempo que se ha puesto en duda si el café es una bebida saludable. Pero en base a pruebas científicas hoy en día se ha determinado que el consumo moderado de 3 ó 4 tazas diarias de café, y dentro de una dieta equilibrada, tiene efectos beneficiosos en el organismo.

El café es un producto de origen vegetal compuesto por más de 1.000 substancias químicas diferentes entre ellas vitaminas, minerales, aminoácidos, polisacáridos, azúcares. Su valor energético es despreciable ya que una taza aporta unas 2 kcal.

Uno de sus principales componentes importantes, además de la cafeína, son los polifenoles (antioxidantes) que ayudan al organismo a reducir o eliminar los efectos negativos de los radicales libres previniendo entonces la aparición de enfermedades neurodegenerativas y también cardiovasculares.

Te puede interesar:
Café para beber… y vestirte

Dentro de sus cualidades la que más se destaca es que nos ayuda a estar más alerta: esto se debe a su contenido de cafeína que actúa mejorando la concentración, disminuyendo la somnolencia y permitiéndonos estar más alerta.

Además de la cafeína, otros componentes del café favorecen la capacidad de realizar actividad física, mejoran el rendimiento muscular y cardíaco y por tanto también ayudan en la recuperación luego de realizar algún deporte.

A destacar

En lo que se refiere al café de tipo descafeinado, se ha visto que tiene los mismos efectos que el café común en relación a las enfermedades sanguíneas y la diabetes tipo 2.

Con respecto al consumo de café en las embarazadas se lo ha vinculado con un aumento del riesgo de aborto espontáneo. Al no haber suficientes estudios que lo comprueben o nieguen, se aconseja no tomar más de 2 tazas de café al día.

Así también en los niños no es recomendable su consumo por su contenido en cafeína (un estimulante) que les puede provocar malestares gastrointestinales e inquietud, además de enlentecer el ritmo cardíaco y aumentar la presión arterial.

Por lo tanto, podemos seguir disfrutando esta deliciosa bebida sin culpas y tranquilos, que en su justa medida hasta puede resultar beneficiosa para nuestra salud.

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.