Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 06 agosto |
La Virgen de las Nieves
home iconActualidad
line break icon

El jefe sioux Nicholas W. “Black Elk” (“Alce Negro”) de camino a los altares

BLACK ELK

Elliott & Fry - Public domain

Jaime Septién - publicado el 04/11/17

Fusionó la cultura lakota y católica de una manera "que lo llevó más profundamente (a conocer) el misterio del amor de Cristo y de la Iglesia"

En una foto histórica, sin fecha, se puede ver cómo el jefe sioux Nicholas W. “Black Elk” enseña a una niña cómo rezar el Rosario. Este es uno de los testimonios gráficos que se tienen de la fe católica de “Alce Negro” (en inglés, “Black Elk”; en lengua sioux, “Hehaka Sapa”)

“Alce Negro” fue un famoso “Wichasha Wakan” (“Hombre Santo”) de los sioux oglala, en la región que ahora ocupa el obispado de Rapid City en el Estado de Dakota del Sur (Estados Unidos). Y fue justamente el obispo de esta jurisdicción, Robert D. Gruss, quien el pasado 21 de octubre, en la iglesia del Santo Rosario, en Pine Ridge, celebró la Misa solemne para abrir, formalmente, la causa de santidad de este nativo americano.

Para el obispo Gruss, “Alce Negro” fusionó la cultura lakota y católica de una manera «que lo llevó más profundamente (a conocer) el misterio del amor de Cristo y de la Iglesia». Fue un catequista consumado que durante 50 años llevó a otros a Cristo, a menudo combinando su cultura lakota con su vida cristiana.

«Esta enculturación siempre puede revelar algo de la verdadera naturaleza y santidad de Dios», dijo en su homilía el obispo de Rapid City, y agregó que “Black Elk” siempre «desafió a la gente para que se renovara, (la impulsó) a buscar la vida que Cristo les ofrece».

El obispo Gruss dijo que la vida de «Black Elk» fue la de un dedicado catequista, líder espiritual y guía que «inspiró a muchos a vivir para Cristo con su propia historia». Con la apertura formal de su causa, «Black Elk» ahora tiene el título de «Siervo de Dios».

Un hombre de dos mundos

«Black Elk» nació en algún momento entre 1858 y 1866. Murió el 19 de agosto de 1950 en Pine Ridge. La apertura de su causa de santidad ha enseñado a muchos otros nativos americanos que sí es posible combinar la cultura tradicional con la fe católica, incluso de una manera fecunda.

Lo que se sabe de este personaje es que hacia el final de su vida, contó su historia y dio a conocer un buen número de rituales sagrados sioux a John Neihardt y Joseph Epes Brown para que fuera publicado. Sus narraciones obtuvieron un considerable interés por parte del público, según puede leerse en un breve artículo dedicado a “Alce Negro” en Wikipedia.

Ahí mismo se señala que en el libro de John G. Neihardt, cuenta que a los nueve años estuvo inconsciente durante doce días y tuvo visiones del caballo de las cuatro direcciones que le llevó ante la nube de los seis abuelos, es decir, los cuatro puntos cardinales más el cenit y el nadir. Estos le enseñaron los secretos de conocer y curar.

En su juventud lo instruyeron con el saber de los grandes sacerdotes, entre ellos «Whirlwind Chaser», «Black Road» y «Elk Head». Con ese conocimiento, “Alce Negro” rezó y ayunó durante grandes temporadas lo que lo convirtió en un hombre sabio que recibió visiones y un poder especial para el bien de su nación.

Esa misión obsesionó a “Alce Negro” y le causó mucho sufrimiento aunque pudiendo guiar a su pueblo al sendero sagrado, no consiguió ver los medios para hacerlo realidad

Llamado misionero

La primera fase del camino de “Alce Negro” a la santidad ha comenzado. El obispo Gruss dijo que los escritos públicos y privados de “Black Elk” están siendo recopilados y examinados actualmente. Esta fase documental puede llevar muchos años.

«Donde termina el proceso depende ahora del Espíritu Santo y la Congregación para las Causas de los Santos. Nuestra tarea ahora es continuar reuniendo más información, testimonio sobre su vida y orando para que se lo encuentre digno de que su causa avance”, dijo el obispo de Rapid City.

El prelado alentó a quienes participaron en la Misa de la apertura de la causa diocesana a seguir el ejemplo de “Alce Negro”, enfatizando que todos los cristianos somos llamados a cumplir nuestra labor en el campo misionero.

«Como ‘Black Elk’, si somos dóciles a la Voluntad del Señor, dedicando nuestras vidas a Él, estaremos trabajando para su Reino de misericordia, amor y paz», dijo el obispo Gruss, quien enfatizó que los católicos de hoy no deben vivir «vidas religiosas aisladas”, sino que deben reconocer que están llamados a ser «siervos de Dios e instrumentos del amor de Cristo en la construcción y avance de su Reino. Cada uno de nosotros tiene que decidir cómo puede participar” en esa tarea.

No hay necesidad de elegir

En febrero pasado, el obispo Gruss designó a Bill White como el postulador diocesano de la causa de santidad de “Alce Negro”. White es un miembro inscrito de la tribu oglala sioux en la Reserva de Pine Ridge. El Diácono Ben «Black Bear», de la Misión de San Francisco está traduciendo algunos de los escritos de “Alce Negro” del lakota al inglés.

Por su parte, el diácono Marlon Leneaugh, director diocesano del Ministerio Nativo de Rapid City, describió a “Black Elk” como un santo venerado entre los lakotas, a quienes les mostró que no existe una brecha profunda entre la espiritualidad nativa tradicional y el catolicismo.

«Le mostró a su gente que no tienes que elegir entre los dos mundos, puedes ser de ambos. Él no abandonó sus costumbres nativas cuando se convirtió en cristiano. Era algo que estaba junto, rezando al único Dios».

Con información de Catholic News Service

Tags:
estados unidosfetestimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
2
Redacción de Aleteia
Explosión en Líbano: Encuentran el cuerpo de un joven agarrado a ...
3
FERMIN SOSA
Jesús V. Picón
Mexicano al otro lado del mundo, ciclista y dice que sin miedo al...
4
Gaudium Press
10 enseñanzas del cura de Ars tras sus combates con el demonio
5
VIRGIN
Ary Waldir Ramos Díaz
¿Por qué el Papa es tan devoto de la Virgen del Silencio?
6
ST IGNATIUS,LOYOLA
Philip Kosloski
Aquí están las 8 reglas de san Ignacio para el discernimiento
7
Chiara Santomiero
¿Qué es el «Perdón de Asís»?
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.