Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 12 abril |
San David Uribe
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Dios es fiel y nuestra esperanza en Él no es inútil

M.MIGLIORATO/CPP/CIRIC

Radio Vaticano - publicado el 03/11/17

La fe en Cristo nos lleva a ser hombres de esperanza y no de desesperación, de la vida y no de la muerte

En la Santa Misa, en la Basílica de San Pedro, en sufragio por los cardenales y obispos fallecidos durante el año, que sirvieron a la Iglesia y al Pueblo de Dios el Papa Francisco reiteró la esperanza alimentada en la liturgia de la celebración de este día:

«La celebración de hoy nos pone una vez más frente a la realidad de la muerte, haciendo que también se reavive en nosotros el dolor por la separación de las personas que han estado cerca de nosotros, y nos han ayudado; pero la liturgia alimenta sobre todo nuestra esperanza por ellos y por nosotros mismos».

Con la primera lectura del Deuteronomio que expresa una firme esperanza en la resurrección de los justos: «Muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán: unos para vida eterna, otros para vergüenza e ignominia perpetua» (Dn 12,2), el Papa señaló que «la muerte hace definitiva la «encrucijada» que ya está ante nosotros aquí, en este mundo: la senda de la vida, es decir,  con Dios, o la senda de la muerte, es decir, lejos de Él. Esos «muchos» que resucitarán para la vida eterna son los «muchos» por los que Cristo ha derramado su sangre. Son esa muchedumbre que, gracias a la bondad misericordiosa de Dios, experimenta la realidad de la vida que no acaba, la victoria completa sobre la muerte a través de la resurrección».

Haciendo resonar las palabras del Evangelio, con las que Jesús fortalece nuestra esperanza: «Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre» (Jn 6,51) el Santo Padre recordó el sacrificio de Cristo en la cruz, para salvar a los hombres que el Padre le había entregado y que estaban muertos en la esclavitud del pecado:

«Jesús se hizo nuestro hermano y compartió nuestra condición hasta la muerte; con su amor rompió el yugo de la muerte y nos abrió las puertas de la vida. Con su cuerpo y su sangre nos alimenta y nos une a su amor fiel, que lleva en sí la esperanza de la victoria definitiva del bien sobre el mal, sobre el sufrimiento y sobre la muerte. En virtud de este vínculo divino de la caridad de Cristo, sabemos que la comunión con los muertos no es simplemente un deseo, una imaginación, sino que se vuelve real.

La fe que profesamos en la resurrección nos lleva a ser hombres de esperanza y no de desesperación, hombres de la vida y no de la muerte, porque nos consuela la promesa de la vida eterna enraizada en la unión con Cristo resucitado».

Esta esperanza, que la Palabra de Dios reaviva en nosotros, nos ayuda a tener una actitud de confianza frente a la muerte, destacó asimismo el Papa:

«En efecto, Jesús nos ha mostrado que ésta no es la última palabra, sino que el amor misericordioso del Padre nos transfigura y nos hace vivir en comunión eterna con Él».

«Una característica fundamental del cristiano es el sentido de la espera palpitante del encuentro final con Dios», destacó el Papa con el Salmo responsorial : «Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo: ¿cuándo entraré a ver el rostro de Dios?» (42,3).

«Son palabras poéticas que expresan de manera conmovedora nuestra espera vigilante y sedienta del amor, de la belleza, de la felicidad y de la sabiduría de Dios.

Estas palabras del Salmo se habían quedado grabadas en el alma de nuestros hermanos cardenales y obispos que hoy recordamos: nos han dejado después de haber servido a la Iglesia y al pueblo que se les confió con la mirada puesta en la eternidad. Por tanto, damos gracias por su servicio generoso al Evangelio y a la Iglesia, al mismo tiempo que nos parece oírles repetir con el Apóstol: «La esperanza no defrauda» (Rm 5,5). Sí, no defrauda. Dios es fiel y nuestra esperanza en Él no es inútil. Invoquemos para ellos la intercesión materna de María Santísima, para que participen en el banquete eterno, que con fe y amor gustaron ya durante su peregrinación terrena».

Tags:
esperanzapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
3
QUEEN ELIZABETH WEDDING
Adriana Bello
Las bodas de titanio de la reina Isabel II y el príncipe Felipe
4
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
5
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
6
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
7
Attentat Indonésie
Agnès Pinard Legry
Este héroe evitó una masacre en la catedral esta Semana Santa
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.