Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
A Fondo
separateurCreated with Sketch.

Fumar o no fumar, ésa es la cuestión

César Nebot - publicado el 27/10/17

El tabaquismo no sólo comporta un de salud sino que además entraña un gasto importante de dinero

Desde hace años, la Organización Mundial de la Salud es consciente, y así lo anuncia, que la reducción del consumo de tabaco ahorra miles de millones de dólares en gasto sanitario por las enfermedades relacionadas con el tabaquismo y salvan millones de vidas, tanto fumadoras como no fumadoras.

La Unión Europea considera que el tabaquismo es un problema serio de salud pues se relaciona con unas 700.000 muertes al año. Además, los estudios asocian que un 50 % de los fumadores muere prematuramente, con una esperanza de vida de 14 años inferior a la media.

En España la ley antitabaco ( L 42/2010) que entró en vigor hace casi 7 años, tuvo un impacto importante sobre la población fumadora. Sólo el primer año 600 000 personas se deshabituaron y el número de cajetillas vendidas descendió en 500 millones. Aunque pasados todos estos años, los patrones de consumo y la percepción social se han visto drásticamente alterados, a día de hoy el porcentaje de población fumadora sigue siendo muy importante situándose por encima del 26%, por encima de la media europea.

Pero el tabaquismo no sólo comporta un de salud sino que además entraña un gasto importante de dinero. Una entidad financiera, para popularizar un plan de pensiones, estimó cuál sería el montante monetario que un fumador disfrutaría en su jubilación si lo destinara el dinero del tabaco a la hucha de la jubilación desde los 25 años de edad. La cantidad que anunciaban era la no desdeñable cifra de 1.100.492 €.

Dejando de lado aquella campaña, la cantidad de dinero que un fumador destina al tabaco no es nada despreciable. Considerando el coste promedio de una cajetilla de tabaco según los precios de mercado y tomando en cuenta un fumador medio que consuma 10 cigarrillos al día, al mes se gasta 68 €, lo que al año implica 826 €. Los fumadores habituales, que se consideran los que fuman una cajetilla de veinte unidades al día emplean unos 1652 € al año. En cinco años implica unos 8 280 €. Imagine por un momento qué podría hacer si dispusiera esa cantidad de dinero. Eso es lo que estaría sacrificando en caso de ser un fumador habitual.

Pero los costes no sólo tienen que ver con el dinero empleado en la adquisición del tabaco.También hay costes asociados con la salud. Se estima que alrededor de un 15% del gasto del sistema sanitario estaría asociado de forma directa e indirecta con el consumo de tabaco. El gasto directo por el tratamiento de enfermedades relacionadas con el tabaquismo asciende a un 6% del PIB en España.

De hecho, un estudio del Instituto Nacional de Estadística relacionaba las tres primeras causas de mortalidad en España con el consumo del tabaco. Estimaba que el 31.7% de los fallecimientos por enfermedades cardiovasculares se debían al tabaco, también el 26.9% de los fallecimientos por tumores y el 11.4% en caso de enfermedades del sistema respiratorio. Otro informe del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España establecía que el 95% los cánceres de pulmón, el 90% de las bronquitis y el 30% de las cardiopatías coronarias estaban asociadas al tabaquismo.

Pero no sólo tienen efectos en la salud aquellos que tienen el hábito de fumar tabaco. Los fumadores pasivos, los que reciben los efectos del humo del tabaco también se ven afectados. Se estima que en España fallecen del orden de 700 fumadores pasivos al año y, según la OMS, en el mundo, éstos alcanzan los 600 000.

Con estas cifras y las consecuencias no sólo en el ámbito individual sino también colectivo, el consumo habitual de tabaco no debería ser considerado únicamente como una decisión individual. Ha costado muchos años comprender esto.

A día de hoy apenas hay publicidad de tabaco y las campañas en contra cada vez son más agresivas. Pero si deseamos que las futuras generaciones vivan libres de la imagen publicitaria de libertad y placer, la prevención no debe quedarse únicamente en duras imágenes en las cajetillas recordando que fumar mata.

Si tenemos la responsabilidad de la vida de quienes nos van a suceder deberíamos educarles de forma eficaz y eficiente para que su salud no se convierta en manos de las grandes tabaqueras en simple humo.

Más información:

3 métodos alternativos eficaces para dejar de fumar

Desde el punto de vista moral, ¿fumar es pecado?

Recuerda, ¡fumar mata!

Tags:
economíatabaco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.