Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

La iglesia de la cienciología: ¿es peligrosa?

SCIENTOLOGY
Comparte

Una secta que se ha hecho famosa por la pertenencia de varias estrellas de Hollywood

La Iglesia de la Cienciología o Dianética, ha logrado tener un conocimiento y atención en nuestra sociedad, que no lo han tenido otros grupos, debido al éxito que han obtenido en el mundo del cine y del espectáculo. Son miembros de este grupo: Tom Cruise, John Travolta, Jason Lee, Anne Archer, Lisa Presley, Kristie Alley, por nombrar algunos[1].

El fundador de este grupo fue Lafayette Ronald Hubbard (1911 – 1986), en los Estados Unidos de Nortamérica. Sobre la vida de Hubbard, tenemos dos versiones antagónicas: una realizada por sus seguidores y de carácter oficial de esa iglesia, y la otra, la que presentan diversos investigadores de este grupo[2].

Para sus seguidores, Hubbard descubrió en el extremo Oriente una serie de conocimientos que los colocará al servicio de la humanidad. También fue un brillante oficial de la Armada de los EE.UU de Norteamérica y  héroe de la Segunda Guerra Mundial[3].

Para A. Silleta y P. Rodríguez, Hubbard no fue Héroe, ya que se hirió en maniobras y no en batalla, terminó enfermo en un hospital y no participó de la Segunda Guerra Mundial. En realidad tendría una especie de paranoia[4].

En 1950, publica: La Dianética: La ciencia moderna de la salud mental. Esta obra es definida por la Iglesia de Cienciología, como una tecnología de curación espiritual. Y en 1954, Husbbard fundará la Iglesia de la Cienciología[5].

¿Qué doctrina tiene la Cienciología? 

Según literatura del grupo, ellos se definen como:

“Una filosofía religiosa aplicada. Su objetivo es llevar al individuo a una autocomprensión de sí mismo y de su vida como ser espiritual y en relación con el universo como un todo”[6].

En lo que respecta a la creencia en un dios particular, cada persona tiene que descubrirlo. Cuando los miembros acuden a los templos para matrimonios o funerales, reciben consejos Dianéticos o Confesiones y Audiciones o Consejos Pastorales[7].

Con respecto a la persona humana, podemos afirmar que Hubbard pensaba que los problemas del hombre tendrían su origen en el feto y la Dianética es la técnica de curar espiritualmente esa situación[8].

La persona está compuesta de cuerpo y espíritu inmortal. Tiene que pasar por reencarnaciones sucesivas para liberarse. Y para  esto se requiere:

  • Superar los problemas del feto o engramas.
  • El alma o Thetan puede alcanzar el acceso a la conciencia espiritual total, al Ser Absoluto. Así se purifica. Para ello necesita la ayuda del ministro de culto, la “audición”.
  • Lo importante es enseñar al hombre a “conocer como conocerse”. Así se intenta estudiar la sabiduría.
  • Las técnicas usadas intentan conseguir una mejor libertad espiritual. Aquí es importante el uso del E-Meter o “Electrómetro”[9].
  • En las sesiones de los cursos o “Audiciones”, el auditor, sería una especie de pastor o sacerdote, que ayuda a superar las limitaciones espirituales[10].

Con respecto a Libros Sagrados, este grupo no utiliza estos términos. Ellos manifiestan que la religión de cienciología está basada:

“Exclusivamente en la investigación, los escritos y las conferencias grabadas de L. Ronald Hubbard. Estas obras sobre el tema de Cienciología constituyen en forma colectiva, la Escritura de la religión. Esta Escritura es la única fuente de todas las doctrinas, los dogmas, la filosofía, las prácticas, los rituales y las políticas fundamentales de la fe de Cienciología. Comprende más de 500.000 páginas, cerca de 3.000 conferencias grabadas y más de 100 películas”[11].

Su organización

Según el investigador P. Rodríguez, la organización de este grupo sería la siguiente:

  • Guardianes: Sería una jerarquía secreta que cuida que no se abandone al grupo y no se den a conocer sus secretos. Habrían acciones de persecución para los enemigos y los que abandonan al grupo.
  • Auditores: Son los que forman en el grupo, utilizando diferentes técnicas psico-religiosas, junto al Electrómetro.
  • Consejo Internacional: Controla todo desde Los Ángeles en los Estados Unidos de Norteamérica. Allí se encuentra la Oficina Central, desde donde se imparten todas las órdenes importantes[12].

Valoración 

Este grupo aparece como conflictivo y hasta peligroso en Informes del FBI. Estos Informes son presentados por diversos investigadores, incluso por escritores anti Iglesia católica[13]. También han tenido problemas en Suecia, Inglaterra, Francia, Alemania y España, donde el jefe máximo en ese país, tuvo que pagar una fianza de 120.000.000 de las antiguas pesetas, en 1988[14] .

Las acusaciones giran en torno a que sus métodos son peligrosos, especialmente para personas con trastornos psiquiátricos. También se les ha acusado de estafa, delitos fiscales, evasiones de capital y espionaje industrial[15].

Según los autores que han estudiado a este grupo, manifiestan que son igualmente preocupantes, las entidades de rehabilitación que posee este grupo: Criminón, Droganón o Narconón, son aparentes organizaciones que trabajan con marginados, criminales o drogadictos y, que pretenden cambiar la situación de estas personas. El problema es que aparecen como organismos de fachada y buscarían que personas dependan completamente del grupo [16].

[1] Cf. A qué famosos atrapó la Iglesia de la Cienciología, en www.lanación.com.ar (23.10.017).

[2] Cf. F. Sampedro – J. Escobar, Las  sectas: Análisis desde Latinoamérica (Bogotá 2003), 506-507.

[3] Cf. Oficina del Presidente, Iglesia de Cienciología Internacional, Descripción de la Religión de Cienciología (Los Ángeles 1993), 3-4.

[4] Cf. A. Silleta, Las sectas invaden Argentina (Buenos Aires 1987), 117. P. Rodríguez, Las sectas hoy y aquí (Barcelona 1985), 88-89.

[5] Cf. F. Sampedro – J. Escobar, O.cít., 507.

[6] Oficina del Presidente, O.cit., 4.

[7] Cf. F. Sampedro, F. Sampedro, Sectas y otras doctrinas en la actualidad (Bogotá 1991), 190.

[8] Cf. L. Lambrecque, Le sette e le gnosi. Una sfida alla Chiesa (Milano 1987), 173-174.

[9] Según nuestra opinión, el Electrómetro es una extraña máquina que transmite energía eléctrica muy baja, y según los seguidores de Husbbard, ayudaría a recuperar la salud. Es como un detector de mentiras y su costo es bastante alto.

[10] Cf. Ibíd., 174-175.

[11] Oficina del Presidente, O. cit., 4.

[12] Cf. P. Rodríguez, O. cit., 89-90.

[13] Cf. P. Rodríguez, O.cit., 90-91. F. Sampedro – J. Escobar, O.cit., 510-511. R. Valles, Las sectas (Barcelona 1998), 405. Por nombrar algunos.

[14] Cf. Diario El País (21.11.1988). Revista Tiempo (5.12.1988).

[15] Cf. F. Sampedro – J. Escobar, O. cit., 511-512. R. Valles, O.cit., 405-408. P. Rodríguez, O.cit., 177-178.

[16] Cf. P. Rodríguez, O.cit., 89-91. F. Sampedro – J. escobar, O.cit., 514.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.