¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Himno a la confesión

PRIEST CONFESSION
Jean-Matthieu GAUTIER I CIRIC
Confession en plein air dans le parc de Jordan, lors des JMJ de Cracovie de 2016
Comparte

Ronald Barakat, poeta y periodista libanés, compone un himno a la confesión que elogia las virtudes de esta práctica sacramental y anima a los cristianos a abandonarse a ella

 

¡Qué bueno verte de nuevo,
alma mía, reconciliada,
contigo misma en el espejo!
¡Qué bueno es saber tu vínculo
con el Cielo de Dios
desde un simple cubículo!
¡Qué buena la sensación,
al fin lista para recomenzar,
absuelta con la confesión!
¡Tras suspiros agotadores,
Lista para volver al camino
impulsada por un santo Elixir!
¡Qué bueno es entregarse a Ti,
Señor, por Tu sacerdote;
tan digno de confianza!
¡Qué bueno es plegarse,
descargar todo el ser,
dejar su peso a Tus pies!
¡Tan bello es Tu mirar
humano, que filtra y se posa,
y sin rodeos me hace hablar;
Y tan grande es Tu arte
de saber Escuchar, que reposa,
apacigua día y noche!
¡Qué dulce y qué versado
Tu Consejo por Tu apóstol
cuando de rodillas le escuchamos;
Penetra tanto en nosotros
que queremos transmitirlo a otros,
y extenderlo por todos lados!
¡Qué bueno el Pan de Vida,
cuando antes purificada
está el alma confesada!
Y mi corazón trota impaciente
con sus alas llameantes,
Mal detrás y Bien adelante.
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.