Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconA Fondo
line break icon

Cruel disyuntiva: Pagar la deuda o matar de hambre

MADURO

AFP PHOTO / Juan BARRETO

Macky Arenas - publicado el 22/10/17

A pesar del férreo control político la gobernabilidad se tambalea en Venezuela

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica Guatemala, Honduras, México. Panamá, Paraguay y Perú han condenado la ruptura democrática en Venezuela. Si bien, tiempo atrás, los países en la OEA callaban ante los excesos del poder en otros países del continente, por temor a sanciones que bien podrían un día afectarlos, hoy parece que les importa, más bien, deslindarse de los autócratas a fin de conservar cierto margen de estabilidad y gobernabilidad.

La gobernabilidad en Venezuela no está en juego por alzamientos ni protestas. El cuadro ha cambiado. Lo que hace endeble al gobierno es la crisis social que se lleva por delante a políticos y partidos y ante la cual toda solución se presenta insuficiente en este desvencijado marco institucional. Tal y como van las cosas, el colapso en los servicios públicos y la carestía combinada con la escasez son los grandes “líderes” que no van a elecciones y, sin embargo, arrasan. Resulta paradójico: el cúmulo de poder que el gobierno amasa sea, justamente, su mayor fragilidad. Algunos historiadores sostienen que eso es indicativo de una fase terminal.

Venezuela pagará a tiempo los más de 3.500 millones de dólares de deuda que le corresponde abonar entre octubre y noviembre de este año, pero lo hará a costa de las importaciones de productos básicos acentuando el desabastecimiento de alimentos, medicinas y otros bienes que ya vive este país caribeño.

“El Gobierno va a seguir con la política que tuvo en 2016 de pagar la deuda sacrificando las importaciones y eso es la escasez, eso es la carestía, las carencias que vemos en los productos fundamentales, medicinas y alimentos”, dijo el diputado opositor José Guerra desde su escaño en la Cámara, el único poder en manos de la oposición.

La Asamblea Nacional Constituyente podría haber sido la carta que el gobierno jugara para validar internacionalmente decisiones y operaciones que no están dispuestos a someter al Parlamento. Pero, debido a la inconstitucionalidad de la instancia a través de la cual el régimen ejerce el poder absoluto, no es reconocida fuera del país. El serrucho está trancado, pues buena parte de la comunidad internacional no reconoce la legitimidad de este suprapoder. Es fuerte dentro pero muy enclenque fuera.

Cada vez, quien se aísla y se obstruye es el propio gobierno cuya gestión autoritaria vale sólo entre las cuatro paredes de sus límites geográficos. A Venezuela le quedan los préstamos de Rusia y China a PDVSA y otros mecanismos no sujetos a la aprobación del Parlamento, pero los analistas dudan de la fortaleza del músculo económico de Moscú para satisfacer las necesidades de Caracas, y no ven al gigante asiático dispuesto a continuar aportándole capital.

Guerra alertó acerca de la perspectiva para el año que viene pues el país debe afrontar pagos externos que corresponden a “casi la mitad del ingreso petrolero” de Venezuela, mucho mayores que los de este final de 2017, y el Estado deberá seguir sacrificando importaciones y “vender el oro” de unas reservas que ya llevan mucho tiempo cayendo.

Clarividente fue el obispo de Carúpano –estado Sucre, al oriente de Venezuela-, Mons Jaime Villarroel, cuando dijo a la prensa internacional en Septiembre de este año: “Los obispos tenemos mucha preocupación por la situación de Venezuela porque vemos que cada vez se agrava más. La oposición está dividida y muy debilitada. El Gobierno cada vez les cede menos espacios y si consiguen alguna cuota de poder, enseguida les es arrebatada por la fuerza”. Es exactamente lo que está ocurriendo en estos momentos. También relató como la política económica está hundiendo cada vez más al país. “Hay mucha falta de comida y medicinas –agregó- En Venezuela hay más de 20.000 neonatos muertos al año por falta de asistencia médica. En mi diócesis, los niños y los ancianos se están muriendo de hambre. La humillación que pasan los ancianos para cobrar una pensión es indignante. La población vive una situación de abandono total y está desanimada y desesperada. La Iglesia está procurando acompañar a los que sufren y dar esperanza a la gente”.

No tiene muchas opciones el gobierno ante el desastre social en que está sumido el país. Puede ganar o manipular elecciones, pero ya eso poco importa. El férreo control político no garantiza ayuda desde fuera y menos producción interna que pueda capear el temporal. Desde la calle, amenaza el hambre y una población defraudada, con la irascibilidad en los máximos, que poco reconoce liderazgos o acata directrices. He allí la verdadera bomba de tiempo en que está sentado Maduro y cada uno de los gobernadores de estado. Igual vale para los responsables de conducir el sentimiento opositor.

La corrupción desatada, a todo nivel, engulle lo poco que derrama para importar los insumos básicos. Los sobre precios van a parar a los bolsillos de los funcionarios, los negociados suman montos alucinantes y la distribución, condicionada al carnet político, están tensando la cuerda más de lo que quienes diseñaron este proyecto de caos están en capacidad de controlar. No hay gerencia para semejante maraña. Y mucho menos asidero para un elenco en el poder que debería estar muy preocupado por escuchar crecer la hierba.

Tags:
venezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.