Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 22 octubre |
San Juan Pablo II
Aleteia logo
home iconActualidad
line break icon

El mexicano que le ganó a la deportación en EEUU: “Es como si volviera a nacer”

JAVIER FLORES GARCIA

Facebook JUNTOS

Jaime Septién - publicado el 16/10/17

Este inmigrante tuvo que refugiarse en un templo metodista de Filadelfia durante 11 meses y lo más duro para él fue el sufrimiento de sus hijos

El caso de Javier Flores García, un inmigrante indocumentado mexicano de 40 años de edad que se había refugiado en el sótano de un templo metodista en Filadelfia para evitar la deportación y no tener que separarse de sus hijos, fue celebrado como un pequeño triunfo en contra de la mano dura de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE).

Hace once meses Flores García entró al templo metodista de la calle de Arch, en Filadelfia.  Y el pasado miércoles 11 de octubre salió a contemplar la luz del día, asediado por cámaras de televisión y reporteros de todos los medios importantes de Estados Unidos.  Al emerger del sótano del templo, Flores García dijo simplemente: “Es como si volviera a nacer”.

La decisión de refugiarse en el templo de la Iglesia Metodista Unida la llevó a cabo Flores García asesorado por el colectivo “Juntos”, una organización que defiende los derechos de los inmigrantes en Filadelfia y que se hizo responsable de su caso.

“Lo más difícil para mí fue todo el sufrimiento por el que tuvieron que pasar mis hijos, todo el trauma psicológico”, dijo Flores en una conferencia con los reporteros frente al templo de la calle Arch. “Pero sabíamos que mi caso era sólido y tenía que seguir luchando para estar con ellos”.

Flores García, quien desde 1997 había ingresado ilegalmente a Estados Unidos, ya había sido varias veces deportado a México, logró el perdón migratorio después de colaborar con las autoridades para capturar a los que lo acuchillaron en 2004, a pesar de que tenía órdenes previas de deportación.

La visa especial que obtuvo (el motivo de su “triunfo”) le permitirá –según dijo su abogado Brennan Gian-Grasso— vivir y trabajar en Estados Unidos dado que su deportación ha sido suspendida de manera indefinida.

«Es muy difícil y muy duro ver a las familias que caminan acá con sus familias, con sus hijos, y uno no poder hacerlo», dijo Flores García a Univisión-Noticias.  Y recalcó que su lugar de trabajo y de vida va a seguir siendo la ciudad de Filadelfia.

Luchar, resistir y ganar

Aunque la libertad de Flores fue dada por su colaboración con las autoridades en el esclarecimiento de un acto criminal, lo cierto es que ésta, según lo narra The New York Times en Español, viene también del creciente movimiento nacional de templos e iglesias-santuarios que intentan proteger a los inmigrantes sin documentos de la deportación y la separación de sus familias.

Y, desde luego, por el empuje y el protagonismo que están teniendo organizaciones a favor de los derechos humanos de los inmigrantes, como el colectivo “Juntos” de Filadelfia.  Su directora ejecutiva, Erika Almirón, dijo al rotativo neoyorquino que la suspensión indefinida de la deportación sobre Flores García muestra “que cuando luchamos y resistimos, ganamos”.

Desde que inició la presidencia de Donald Trump (20 de enero de 2017), los arrestos a inmigrantes han aumentado cerca de 40 por ciento con relación al mismo período de 2016.: cerca de 400 personas por día son arrestadas y conducidas al camino de la deportación por el ICE.

Y desde que el presidente fue elegido (8 de noviembre de 2016), “34 personas que enfrentan la deportación se han refugiado en iglesias, incluidos cuatro casos de esta semana (por la semana pasada), según el reverendo Noel Andersen, ministro de la Iglesia Unida de Cristo y coordinador nacional comunitario del Church World Service”, dice The New York Times en Español.

Hasta ahora, 7 de esas 34 personas han dejado sus refugios después de recibir inmunidad ante la deportación, señaló el reverendo Anderson. Es política de ICE que las iglesias, escuelas y hospitales sean “lugares delicados” donde los funcionarios de inmigración no realizan arrestos, excepto en circunstancias excepcionales.

Con información de Univisión-Noticias, The New York Times en Español / Laurie Goodstein

Tags:
deportacionesinmigrantes
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
VENEZUELA
Ramón Antonio Pérez
Cuando la vida surge del atroz abuso a joven discapacitada
5
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
6
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
7
FALSO
Ary Waldir Ramos Díaz
¿La cruz pectoral del papa Francisco es masónica? 
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.