¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Spielberg: La madurez del Rey Midas

SPIELBERG
HBO
Comparte

HBO ha estrenado Spielberg, documental en el que la directora Susan Lacy intenta profundizar en las raíces de estilo del director estadounidense

En el arranque de Spielberg, el director habla de su admiración hacia Lawrence de Arabia, y de cómo la seguridad y el talento de David Lean le hicieron dudar, aunque fuera brevemente, sobre su capacidad para ponerse detrás de las cámaras.

Que la realizadora del documental, Susan Lacy, vuelva a aludir al biopic de Thomas Edward Lawrence durante su parte final genera una cierta sensación de arco dramático sobre la carrera de Steven Spielberg, definiéndola, aunque no sea de forma explícita, como una especie de lucha constante por lograr, hasta cierto punto, reproducir el impacto visceral que le produjo la obra de Lean.

Y es que Lacy, dándole voz tanto a algunos de sus colaboradores más estrechos como a críticos estadounidenses de prestigio, intenta en las dos horas y media de Spielberg aproximarse a sus raíces de estilo, analizar las claves de su concepto sobre la puesta en escena cinematográfica.

El acceso de la directora a imágenes exclusivas, tanto fotográficas como videográficas, le permite enriquecer el recorrido más o menos cronológico que hace de su filmografía –de hecho, lo altera cuando le ayuda a hacer más claro o más directo su discurso– para sugerir, entre otras cosas, que ese talento innato para la creación de imágenes perdurables se apoya en el carácter obsesivo, compulsivo, con el que afronta el acto creativo.

El propio Spielberg reconoce durante el metraje que hay algo de huida hacia delante en su carrera: una forma de evitar profundizar en sus traumas personales salvo, de forma indirecta, en sus largometrajes.

Precisamente, uno de los grandes hallazgos de Spielberg radica en cómo cuestiona y, de hecho, contradice uno de los principales mitos biográficos del director: el trauma del (supuesto) abandono de su padre. Lacy no sólo nos muestra, a través de las declaraciones del propio Arnold Spielberg, que en realidad se trataba de un bloqueo emocional del director –en realidad, fue la madre de Spielberg, Leah Posner, quien se enamoró de otro hombre–, sino que nos evidencia, con espléndido dominio del montaje, hasta qué punto, de forma puramente inconsciente, su filmografía retrata, y casi se diría que radiografía, la complejidad de esa relación hasta el punto catárquico que, para ambos, supuso Salvar al soldado Ryan.

Cierto es que, como es lógico para un documental que ha contado con una colaboración tan estrecha del propio Spielberg –sorprende, para bien, la cantidad de material gráfico que muestra sobre la infancia del director, y sobre sus primeros pinitos detrás de las cámaras: atención a los (impagables) fragmentos de esos cortos primigenios–, es más bien amable y elogioso respecto a la figura que glosa.

Aun así, desde la perspectiva del más puro análisis expresivo, lo cierto es que Spielberg nos permite entender mejor su evolución como creador –y como empresario–, y ese proceso de maduración que ha logrado que el sector de la crítica que no le soportaba durante su época de Rey Midas ahora lo haya acogido como uno de los grandes maestros del cine contemporáneo.

 

Ficha Técnica

Título original: Spielberg


Año: 2017


País: Estados Unidos


Género: Documental


Directora: Susan Lacy


Aparecen: Steven Spielberg, Francis Ford Coppola, Brian de Palma, George Lucas, Martin Scorsese, Kathleen Kennedy

Tags:
cine
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.