¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Nos estamos hartando de las redes sociales?

SOCIAL MEDIA
Rawpixel.com - Shutterstock
Comparte

El uso de las redes sociales afecta a la calidad de vida.

Un estudio realizado en Reino Unido a inicios de año por la Sociedad Real de Salud Pública (RSPH), reveló que uno de cada cinco jóvenes asegura que se despierta de madrugada para revisar sus mensajes, lo que ocasiona que se sientan hasta tres veces más cansados en relación a quienes no usan las redes por la noche.

El análisis reveló que de las cinco redes sociales, solo YouTube tiene un efecto positivo en la salud mental de los jóvenes, el resto en general, les afecta de forma negativa, siendo Instagram la que peores resultados obtuvo, seguido por Snapchat, Facebook y Twitter.

La cantidad de información y contenidos que se producen y se publican cada día está cansando literalmente a los usuarios. La gente empieza a desconectarse, a abandonar sus perfiles o simplemente a cerrarlos. Se detecta tan claramente esta tendencia que se habla ya de la llegada de la fatiga de redes sociales.

Y es que el abuso de la adicción a las pantallas, a las conexiones a todas horas, y sobre todo, la irrelevancia de los contenidos que la mayoría publica, está pasando factura en una sociedad que necesita cada vez más novedades ajenas, porque no sabe crearse novedades propias. Especialmente cuando un asunto es recurrente en todo el mundo y todo el mundo no para de repetir y compartir información sobre dicho asunto. Esto fatiga la mente y hace que mucha gente desconecte durante días.

Facebook, la gigantesca red social que cuenta con unos 1.000 millones de usuarios, empieza a perder fuelle. A pesar de seguir siendo una máquina de hacer dinero, lo cierto es que ya no tiene el tirón que tenía hace unos años. Y no sólo porque esté cubriendo cada vez un mayor porcentaje de su público potencial, sino porque está empezando a perder interés para uno de sus principales objetivos: los jóvenes.

Esta pérdida de interés ha sido reconocida por el proprio Mark Zukerberg en el informe anual para inversores 10-K, en el que afirmaba que son conscientes de que una buena parte de sus usuarios, sobre todo los jóvenes, están buscando y encontrando nuevas plataformas para sustituir a Facebook (el cual en ocasiones empieza a aburrirles y a no serles de ninguna utilidad), como por ejemplo Instagram adquirida por Facebook por 1.000 millones de dólares la pasada primavera, precisamente para tratar de seguir llegando al público que pierde por otro lado.

SOCIAL MEDIA
DGLImages - Shutterstock

.

Facebook, como otras redes sociales, puede arruinarle la vida a más de uno si se toma demasiado en serio. Un reciente estudio concluye que los comentarios negativos, las filtraciones de información íntima personal, y otro tipo de interacciones, pueden llevar a algunas personas a sentirse celosas de sus contactos, y esto puede derivar en una depresión e incluso, como ya ha ocurrido, al suicidio.

No quiere decir que Facebook sea el culpable de esto, pero sí que hay que saber manejarlo con cuidado, dándole su justo peso, sobre todo si somos personas con tendencias depresivas o problemas emocionales.

¿A qué se debe esta caída? «La intensidad con que se usaban las redes en sus inicios se ha controlado», concluye el informe VII Observatorio de Redes Socialeselaborado por The Cocktail Analysis y Arena en diciembre de 2015. Es decir, ya hemos superado la emoción de la primera vez.

Facebook sigue siendo el rey, pero no se salva de la caída. Cada semana, los españoles le dedican un promedio de 4 horas y 23 minutos. Eso ya es ocho minutos menos que en el 2014, según el estudio anual de redes sociales del IAB Spain, la asociación que representa al sector de la publicidad en medios digitales. 

Aunque parezca poco, si multiplicamos eso por los 15 millones de usuarios que hay en el paísla plataforma de Mark Zuckerberg está perdiendo dos millones de horas cada semana. Y en internet, tiempo es sinónimo de ingresos. La caída de Twitter es bastante más notoria: baja 37 minutos y se queda con 2 horas y 32 minutos por semana.

La tecnología usada correctamente será siempre un instrumento útil y de grande eficacia para potenciar diversos campos en el desarrollo de las sociedades. El tiempo ayudará a las nuevas generaciones a encontrar un sano equilibrio entre el uso de estos medios e instrumentos de comunicación y el contacto con la vida real y las personas con las que queremos iniciar una relación.

No cabe duda que las emociones suscitadas por la novedad de las nuevas tecnologías nos ha llevado a un rápido y casi vertiginoso cambio de estilo de vida. ¿Es quizá hora de ir buscando un nuevo equilibrio para no perder el valor de las experiencias reales ante un mundo que tiende a ser virtual?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.