Aleteia

La salud del papa Benedicto XVI es estable

AFP / L'Osservatore Romano
Papa Francesco (a sinistra) durante una celebrazione per il 65° anniversario dell'ordinazione sacerdotale del Papa emerito Benedetto XVI (a destra), il 28 giugno 2016 in Vaticano. Tre anni dopo essere diventato il primo Papa a ritirarsi in sette secoli, l'89enne tedesco ha sfatato le voci secondo le quali la sua salute era precaria rimanendo in piedi per quasi dieci minuti mentre parlava con voce chiara e decisa in un misto di italiano e latino. AFP / L'Osservatore Romano
Comparte
Comenta

A propósito de alarmas infundadas de noticias tendenciosas…

La condición de salud del papa emérito Benedicto XVI es estable y no hay alguna información de ultima hora que nos deba alarmar sobre su estado, confirmó una fuente vaticana respecto a los rumores difundidos por algunos blogs que piden oración por Joseph Ratzinger porque aseguran está mal y no logra celebrar la misa.

Benedicto XVI, 90 años, se encuentra en el convento Mater Ecclesiae dentro del Vaticano en entrega a Dios, en resumen, en vida contemplativa y oración y “no corre por los Jardines Vaticanos”, pero se “encuentra bien”, hasta el jueves pasado recibió la visita de un “sacerdote amigo” que manifestó que lo encontró “lucido” y en el pleno de todas sus facultades intelectuales manifestó a Aleteia una fuente cercana al papa Emérito que pidió el anonimato.

Para la muestra de que no hay noticias alarmantes sobre la salud del Papa emérito, también hay evidencias ciertas de un reciente encuentro, datado 5 de octubre de 2017, dentro del Vaticano entre el Papa emérito y los sacerdotes de Lyon, Francia, donde se le puede ver con buen semblante y rodeado de atenciones de cariño y estima.

Tras participar en una audiencia con el papa Francisco en la mañana, en la Sala Clementina, los sacerdotes franceses fueron en la tarde a los Jardines Vaticanos para recogerse en oración y cantar alrededor del Pontífice alemán.

Los clérigos acompañados por el cardenal Philippe Barbarin y el obispo auxiliar de Lyon,  Emmanuel Gobilliard fueron testimonios del encuentro considerado como una “bendición” y citados en redes sociales.

En las imágenes (ver vídeo abajo), no obstante la edad de Benedicto XVI y algunas limitaciones físicas ya sabidas, aparece atento y disponible a las atenciones del grupo de consagrados.

Según los testigos, el Papa emérito llegó en un pequeño auto eléctrico, visiblemente algo cansado y se mostró muy solícito.

“Benedicto XVI ha recordado en particular la figura de San Ireneo, subrayando que la Iglesia le debe mucho”, sostuvo monseñor Gobilliard. Luego, Ratzinger les acompañó en la oración de un misterio del Rosario, reportó la Agencia I-Media.

Es posible que estas informaciones sobre la salud del Papa emérito se queden sólo en rumores ante lo inevitable – como dicen las abuelas ante la muerte- y ojalá alarguen la vida lo más posible a Benedicto XVI.

Servidor de la Iglesia que las generaciones futuras recordarán y que se reafirmará en una ‘inmortalidad intelectual’ para él debido a su obra única y su magisterio hecho de importantes encíclicas como “Deus Caritas est“, “Spe Salvi” y “Caritas in Veritate”, entre otros documentos. Sin contar la reciente publicación a etapas en varios idiomas de 16 volúmenes de su obra teológica universal, Opera Omnia.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día