Aleteia

10 curiosidades sobre el patrono y portero de los hermanos jesuitas

Comparte
Comenta

Viudo y arruinado económicamente, hoy es el santo protector de los jesuitas que no son sacerdotes

Durante las próximas semanas se celebra el IV centenario de la defunción de San Alonso Rodríguez SJ. Nacido en Segovia en 1532, es el patrono de los hermanos la Compañía de Jesús, aquellos que teniendo vocación a la vida religiosa en la Compañía de Jesús, no se sienten llamados al sacerdocio ministerial. A pesar de ello, también asumen la misión de la Compañía con diferentes tareas.

San Alonso Rodríguez SJ tenía precisamente la condición de hermano. Se caracterizó por su vocación de servicio y humildad, hasta incluso después de ser canonizado se trata de un santo destacado por su sencillez. ¿Quién era San Alonso? ¿Qué le hizo Santo? Descubrimos 10 detalles sobre su figura y legado:

  1. Se le conoce como el Santo portero: “Ya voy, Señor” es la frase que repetía cada vez que sonaba la campana de la portería del colegio Montesión de Palma de Mallorca, donde vivió más de cuarenta años.
  2. Vocación de servicio: Esta expresión por la que se le recuerda muestra su carácter sencillo, humilde y su voluntad de apertura a Dios.
  3. Se unió a la Compañía de Jesús a los 39 años: era un comerciante que se arruinó y decidió renovar su vida, tras perder a su esposa e hijos. Era el segundo de once hermanos.
  4. Conoció al Beato Pedro Fabro, discípulo de San Ignacio de Loyola: el padre de San Alonso era un comerciante acaudalado y su familia acogió al Beato a su llegada a Segovia.
  5. Ilustre consejero espiritual: su sensibilidad, que le hacía ejercer su tarea de portero con gran gozo, hizo que muchas personas le buscaran como guía espiritual. San Pedro Claver, apóstol de los esclavos negros, era uno de ellos.
  6. Poseía dos dones, el de la visión y el de la curación: San Alonso supo por revelación que San Pedro Claver estaba destinado a la evangelización en Sudamérica, donde Claver bautizó posteriormente a más de 300.000 esclavos. El Santo curó además a un superior de la comunidad que sufría un reumatismo muy doloroso; tras rezar San Alonso toda la noche, el padre superior despertó curado.
  7. Obediencia absoluta: su vocación era tal que, ya mayor y enfermo aceptó la orden del padre superior de la comunidad de Montesión para ir de Misionero a Sudamérica. Se trató sólo de una prueba de lealtad, de modo que el Santo no llegó a realizar el viaje.
  8. Es autor de un tratado espiritual: integrado por tres volúmenes. En él se muestra como un místico que, desde la portería, ilumina la misión universal de la Compañía de Jesús.
  9. Fue canonizado en 1888 por el papa León XIII: Aunque murió en 1617, la expulsión de España de la orden jesuita retrasó su beatificación y canonización.
  10. Una casa jesuita en Bogotá lleva su nombre: En su honor, esta comunidad colombiana se denomina Comunidad San Alonso Rodríguez.
jesuitas.es

El próximo 31 de octubre, las comunidades jesuitas de todo el mundo homenajearán y recordarán la figura San Alonso Rodríguez SJ con múltiples actividades, eventos y celebraciones.

Comparte
Comenta
Newsletter
Recibe Aleteia cada día