¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Las versiones no contadas de Blade Runner

BLADE RUNNER
Warner Bros. Pictures
Comparte

El estreno de Blade Runner 2049 obligará a mucho a revisar el clásico de Ridley Scott. Ahora bien, ¿Cuál de todas las versiones de la película vas a ver? Es más ¿Sabes cuantas versiones hay del clásico de 1982?

Que se sepa hay siete versiones (en realidad ocho) distintas de Blade Runner, y esto sin contar con el primer montaje de cuatro horas que el director entregó a los productores y que casi le cuesta la cabeza. Pero el caso es que no todas se han estrenado en cine de hecho, algunas de ellas ni si quiera han visto la luz pública y fueron mutiladas al comprobar que al público no le iba a gustar. Debemos de recordar, eso sí, que el film de Scott fue un fracaso en su momento. Así que, dicho esto, te desvelamos aquí las versiones no contadas de Blade Runner.

1. La primera versión (113 minutos)

Ya en los ochenta era costumbre pasar determinadas películas en pases privados para obtener una muestra de cómo podría reaccionar el público. La primera versión de Blade Runner se presentó como la aprobada por el director aunque no era cierto. De todos modos no importó demasiado. Los pases de prueba fueron desastrosos y el estudio decidió darle una vuelta al montaje.

2. La versión de San Diego. (116 minutos)

Pocos han visto esta versión que dicen, es prácticamente idéntica a la que se estrenó en 1982 salvo por tres pequeñas escenas sin gran trascendencia que se eliminaron y que no se han visto en ninguna de las sucesivas versiones reestrenadas y lanzadas al mercado doméstico posteriormente. Se proyectó una única vez en un cine de San Diego como una última prueba a ver si las reacciones del público mejoraban. Y sí, mejoraron.

3. La versión estrenada en Estados Unidos (116 minutos)

Se supone que es la película que concibió, germinó y alimentó el mito. Esta versión incluía el tan discutido final feliz. Se supone que ni Ridley Scott ni Harrison Ford estaban conformes con esta versión y que hubo mucho alboroto en torno a cómo se incluyó en el metraje final. Cuenta la leyenda que la voz en off de Ford que escuchamos al final la grabó el actor de la forma más soporífera posible con la esperanza de que nunca se incluyera en la película.

4. La versión internacional (117 minutos)

Sencillamente es más violenta y explícita. Cuando en Estados Unidos se enteraron de esta versión casi pierden la cabeza. En realidad solo había algunos planos explícitos como cuando Batty le mete los dedos en los ojos a Tyrell. Al final llegó a Norteamérica vendida como una “Edición 10º Aniversario” el mismo año que se presentó la llamada “El montaje del director”, por lo que siempre ha habido mucha confusión entre una y otra.

5. La versión de la CBS (114 minutos)

En esencia, es la película que se estrenó en cines en Estados Unidos pero con menos violencia aún y ningún desnudo. Se trucó la imagen para ocultar determinadas partes del cuerpo y se borraron palabras mal sonantes. Es algo que ocurre con frecuencia en Estados Unidos, coger películas de éxito y alterarlas para que sean aptas para todos los públicos. El único problema es que esta no es Blade Runner.

6. La impostada versión del director (116 minutos)

Un conservador de películas en celuloide se tropieza por casualidad con una copia de Blade Runner cuyo montaje no se conocía y automáticamente se entiende que es la versión que siempre quiso estrenar Ridley Scott. Sin contar con nadie esta versión se proyecta en varios festivales y el público pierde la cabeza al ver una versión de la que nadie había oído hablar.

Cuando Scott se enteró de esto se puso hecho una furia de modo que se reunión con Warner y se acordó estrenar una versión de la que película que realmente fuera la del director. Scott entregó multitud de indicaciones aunque parece ser que nunca estuvo presente en su ejecución debido a que estaba inmerso en el rodaje de Thelma & Louise y a que Warner invirtió lo justo en esta remodelación Es más, siempre manifestó que con esta versión nunca terminó de sentirse del todo satisfecho.

Se eliminó el final feliz, la voz en off de Harrison Ford entre otros cambios y una escena onírica en torno a un unicornio que trastocaba toda la película. ¿Era el personaje de Harrison Ford un replicante?

7. La verdadera –y problemática- versión del director (117 minutos)

En realidad, a Ridley Scott le irritaba que hubiera por ahí una “versión del director” que él no entendía como suya. De forma que un día se plantó en la Warner con la idea de confeccionar un nuevo montaje. Distintos problemas legales retrasaron el momento hasta 2006 hasta que Scott se pudo sentar a pulir su acariciada película.

En realidad aquí las modificaciones fueron más técnicas que otra cosa. La fotografía es menos oscura y además se pudo volver a rodar la escena de la muerte de Zhora, lo que no pasa todos los días. Se alargó también la escena onírica del unicornio lo que no deja de ser un tanto problemático ya que se insiste en una idea ¿Deckar era un replicante? Ford asegura que nunca se planteó semejante perspectiva durante el rodaje del film.

Personalmente me huele a querer cambiar las cosas en el último momento, habida cuenta de que la idea de que Deckar era realmente un robot empezó a surgir años atrás entre los fans más acérrimos y paranoicos de la película, y a Scott debió de parecerle bien.

Una pena. Haberlo pensado antes, Ridley.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.