Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

El paranoico universo del hombre que inspiró Blade Runner

PHILLIP K DICK

Pete Welsch -(CC BY-SA 2.0)

Ramón Monedero - publicado el 03/10/17

Philip K. Dick tuvo una existencia difícil repleta de paranoias y excentricidades, ahora la secuela del film de Ridley Scott aspira a desarrollar y ampliar un universo ciertamente complicado

Philip K. Dick no estaba oficialmente loco pero poco le faltaba. Sufrió de esquizofrenia, manía persecutoria, paranoia y por completar el paquete, también de depresión. Es cierto que Dick no estuvo fino con aquello de ponerse hasta las cejas de drogas aunque no es menos cierto que no tuvo una existencia fácil.

Philip K. Dick vino a este mundo antes de tiempo, con tres meses de adelantó, y lo hizo junto a su hermana gemela Jane, que como él, sufrió de malnutrición aunque no fue esto lo que acabó con su vida antes de cumplir un año de vida. Desde muy joven Dick comenzó a tener pesadillas recurrentes y visiones extrañas y cuando fue a sacarse una muela debió de pensar que el pentotal sódico (fármaco recomendado por el dentista para sobrellevar los dolores de la extracción de una muela) podía ser una buena forma de subsistir.

A lo largo de su vida Philip K. Dick aseguró haber tenido visiones de Cristo y de la antigua Roma y estaba convencido de que había tenido una existencia paralela como Tomas, un cristiano perseguido por los romanos el siglo I, d. C. Su obra estuvo fuertemente impregnada por el misticismo Cristiano y el gnosticismo y en no pocas ocasiones afirmó haber sido designado por el mismísimo Dios aunque no supiera exactamente para qué. Esto lo debió de llevar al extremo de la locura razón por la que no debe de resultar extraño que ante semejante amalgamas de influencias neuronales y pisoctrónicas, Philip K- Dick estuviera guisando en su cabeza un berenjenal bastante importante.

Dick publicó más de cuarenta novelas y escribió más de un centenar de cuentos cortos por no hablar de su diario secreto compuesto por más de 8.000 páginas. Su obra se caracterizó fundamentalmente por historias de hombres perseguidos y de identidades discordante en donde siempre primaba el concepto mismo que se tenía de realidad.

Su obra ha inspirado películas como Desafío Total (una empresa puede injertar en nuestro cerebro los recuerdos que elegimos), Asesinos cibernéticos (unos androides solo se diferencian de los hombres por sus chillidos), Minority Report (en el futuro, los delincuentes pueden ser detenidos antes de que comentan el crimen), Paycheck (cada vez que un ingeniero trabaja para una empresa, ésta le borra la memoria para que no pueda divulgar sus descubrimientos), Infiltrado (en mitad de una guerra extraterrestre, un científico de éxito es acusado de ser un alienígena infiltrado entre los humanos), etc, etc, etc…

Como se verá las obras de Dick siempre han dado pie a películas que, mejores o peores, han jugado con la identidad de sus protagonistas y más aún, con la realidad que los rodea. De hecho, la que probablemente sea su obra más reconocida, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, que al final terminó convirtiéndose en la película de 1982, Blade Runner, jugaba precisamente a esto.

La película dirigida por Ridley Scott también hablaba de identidades imprecisas y de realidades cambiantes y de robots que no saben que son máquinas o de máquinas que aspiran a ser humanas. Cada uno puede interpretarla como quiera.

Lo cierto es que Blade Runner 2049, no se basa en modo alguno en la obra de Philip K. Dick, más allá de prolongar ciertos personajes. De momento las críticas han sido muy buenas lo cual no deja de tener su punto de inquietud porque, ¿habrán sabido los guionistas de Blade Runner 2049 estirar y desarrollar el universo de Philip K. Dick? Porque al final se trata de eso. ¿Habrán podido?

Tags:
cine
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.