Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Los tres bautismos de Elvis

Wikipedia
Comparte

Así fue la vida de "el Rey" del Rock

En el periódico USA TODAY encontramos esta ojeada a la vida de fe de “el Rey”, de cuya muerte se cumplieron 40 años este pasado agosto:

Elvis fue bautizado, sin lugar a dudas, de niño por un predicador de la Iglesia Pentecostal Trinitaria en Tupelo, Misisipi.

Supuestamente fue rebautizado en su adolescencia por un predicador del pentecostalismo unicitario en Memphis.

También fue bautizado, de forma póstuma, por miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.

Los múltiples bautismos no son extraños aquí en la tierra de la libertad religiosa, donde las creencias y prácticas varían ampliamente, incluso dentro de las varias denominaciones cristianas.

Elvis se crio en el corazón del pentecostalismo sureño en la Primera Asamblea de Dios en Tupelo, donde se conocieron sus padres y donde sus tíos abuelos eran copastores.

Las Asambleas de Dios, el organismo pentecostal más grande del mundo, sigue la fórmula trina tradicional recogida en Mateo 28,19: “Vayan, y hagan que todos los pueblos sean mis discípulos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo”.

De niño, Elvis fue bautizado con agua en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, según sus biógrafos.

Cuando Elvis tenía 13 años, la familia Presley se mudó a Memphis. Vivían cerca de la iglesia de Jesucristo, encabezada por Rex Dyson, un predicador pentecostal unicitario.

Los pentecostales unicitarios rechazan la fórmula trina para el bautismo. En su lugar siguen las instrucciones de Pedro en Hechos 2,38: “Conviértanse y háganse bautizar en el nombre de Jesucristo para que les sean perdonados los pecados, y así recibirán el don del Espíritu Santo”.

Bautizan a los creyentes solamente en el nombre de Jesús.

“Vernom y Gladys [padres de Elvis] me habían escuchado predicar sobre el bautismo unas cuantas veces, entonces vinieron a mí para decirme que querían ser bautizados en el nombre de Jesús”, me contó Dyson en el 2000, dos años antes de fallecer. “Bauticé a Elvis en el nombre del Señor Jesucristo”.

Lee aquí el artículo original completo.

Cabe mencionar que únicamente existe un bautismo para los católicos, si se hace con las palabras, el material y la fórmula apropiados. Periódicamente, suelo escuchar a personas que piden “repetir” un bautismo por una u otra razón. No se puede. Si ya has recibido un bautismo válido una vez, el sacramento no puede administrarse de nuevo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.