Aleteia

¿Por qué es necesaria una Red Provida en Venezuela?

GuardianCatolic
Comparte

La familia está herida de muerte, pero el laicado busca darle una respuesta “urgente”, afianzada en el Evangelio de Vida, de San Juan Pablo II

María Elena Febres Cordero, directora del Consejo Nacional de Laicos de Venezuela (CNL), en el marco de un encuentro de movimientos seglares con el cardenal Jorge Urosa Savino, presentó a los nuevos coordinadores de la Red Provida Venezuela y su similar de Caracas, Joao Goncálvez y Karola Dumas de De los Reyes, respectivamente.

Explicó que ambas redes existían hace años en el país suramericano, pero estaban carentes de personas responsables que les animaran a continuar con un trabajo coordinado. “Darle forma y estructura a nuestras redes provida, es una necesidad para este tipo de pastoral que impulsa la Iglesia en el contexto local y mundial”, argumentan desde el CNL Venezuela.

Misión y Visión de la Red Provida

La misión principal de la Red Provida Venezuela (RPV) y la Red Provida Caracas (RPC) es “promover conocimientos de la vida y la familia desde el Evangelio y los documentos de la Iglesia”, dice el documento entregado a Aleteia. Así también, contemplan “promover conocimientos de vida y familia desde la doctrina social de la Iglesia y del Evangelio”.

Karola Dumas explicó que en la Red Provida Caracas se integran grupos de laicos, profesionales comprometidos con la fe y con valores, respetuosos de la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural.

Tenemos como visión ser una organización laica reconocida por las parroquias, la sociedad civil, para ofrecer un modelo en donde la vida y la familia se evidencien por los cambios fundamentales que aportaremos para desarrollar en la sociedad”, expresó.

Es necesario un Plan de Acción Provida

Precisamente, uno de los asesores de ambas redes, es el reconocido sociólogo y sacerdote venezolano Víctor Salomón (operario diocesano), quien ha desarrollado un trabajo muy amplio sobre el tema provida en España y Estados Unidos con sus retiros El Viñedo de Raquel, así como México y otros países latinoamericanos.

El sacerdote operario diocesano plantea un Plan de Acción Provida. “Como en toda la Iglesia, este plan debe partir desde la Encíclica Evangelio de la Vida”, promulgada por el papa San Juan Pablo II, el 25 de marzo de 1985. “Es una tarea que nos urge y su contenido indica que ya toda la iglesia ha debido estar trabajando con este tema”, dijo. “El asunto es que aquí está en peligro la vida de millones de seres humanos”, resaltó.

Durante un taller de formación con voluntarios de ambas redes, el padre Salomón habló de trabajar hacia el interior de la Iglesia, “con aspectos vinculados a la oración y vida sacramental de quienes se comprometen con desarrollar trabajos en favor de la vida”.

También debemos motivar una educación en favor de la vida y defensa del neonato”, considerando que este llamado es “urgente” como lo exige la Encíclica.

Propone “desarrollar una pastoral provida que preste atención al pre y post natal, al tema del aborto y sus consecuencias para las mujeres, familias y sociedad en general”. Además, mencionó “la importancia deatender a los discapacitados, a las personas enfermas y a quienes se encuentran en la última etapa de la vida”.

Más allá de la Iglesia, el padre Víctor Salomón recomienda promover y contar con políticas públicas en favor de la vida. “Los hombres y mujeres provida debemos preguntarnos: ‘¿Cómo llegarles a los políticos y a quienes ejercen funciones públicas en cuanto a este tema de la vida humana? ¿Cómo trabajar en leyes favorables a la vida?”.

Abordó la importancia de las coincidencias interreligiosas en el tema provida tomando como ejemplo de estas relaciones al Papa Francisco. “Si hubiera con otras religiones algún punto común en el tema de la defensa de la vida humana, entonces tenemos que impulsar diálogos con ellos en esos temas coincidentes”, indicó.

La familia está herida en Venezuela

Por su parte, Joao Goncálvez explicó que una de las mayores preocupaciones es el incesante ataque hacia la familia. “Nuestras familias venezolanas –que son la iglesia domestica según enseña la iglesia- son atacadas con ideologías como el individualismo, la denominada ideología de género, la eutanasia y la anticoncepción, entre otros”.

Las familias venezolanas están siendo heridas de muerte, no solo por las dificultades económicas y políticas a que son sometidas, también por el egoísmo que las hace solas e infelices”, dijo Goncálvez. Coincide con el padre Víctor Salomón, en que la primera tarea  de la Red Provida Venezuela es “fortalecer la formación del laico, incluso conociendo y defendiendo de manera amplia el verdadero significado de los derechos humanos”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.