Aleteia

La seducción: Sobrevivir en tiempos de guerra

© 2017 Focus Features LLC
Comparte
Comenta

El último trabajo de Sofía Coppola sobre un tema recurrente en ella: el universo femenino

Sobre el cine de Sofia Coppola recae una suerte de mirada que hace evaluarlo, en ocasiones, y en determinados círculos, a través de una pátina de superficialidad esteticista, como si la cineasta estuviese tan solo interesada en la creación de las imágenes y en su belleza, y no en aquello que contienen, algo que se puede desmontar fácilmente si uno se detiene a evaluar convenientemente cada una de sus películas.

Seis largometrajes, desde 1999, cuando realizase Las vírgenes suicidas, que han ido conformando una filmografía que tiene tantos puntos en común como distantes, dado que Coppola plantea cada una a nivel visual de manera diferente, a pesar de tener todas ellas un claro distintivo que, inmediatamente, nos remite a ella.

La seducción, nueva adaptación de la novela de Thomas Cullinan, que en 1971 ya adaptase Don Siegel en El seductor, con Clint Eastwood, puede parecer en un primer momento un material extraño o lejos de los intereses de la directora. Y sin embargo, a nivel argumental, no puede tener más: la recreación de un grupo de mujeres que, durante la Guerra de Secesión norteamericana, viven en una institución dirigida por Martha Farnsworth (Nicole Kidman), y en la que convive, junto a ella, un grupo de jóvenes de diferentes edades, como la maestra Edwina Rice (Kirsten Dunst) o la adolescente Alicia (Elle Fanning).

Un grupo femenino que puede recordar a otros en la filmografía de Coppola como Las vírgenes suicidas o The Bling Ring; y, en cuanto acercamiento a personajes femeninos, desde Lost in Translation pasando por María Antonieta, encontramos de manera individual una mirada al universo femenino en diferentes épocas, desde distintas ópticas. De hecho, su idea al realizar este remake pasaba por entregar la historia desde una perspectiva femenina.

Cuando el cabo de la Unión John McBurney (Colin Farrell) aparece cerca de la institución de las mujeres, estas deben elegir entre entregarlo al ejército confederado, al que ellas de una manera u otra apoyan, o cuidarle de las heridas que tiene, decidiéndose por esto último, y convirtiéndose su presencia en la casa, poco a poco, en una problemática con respecto a las jóvenes.

Con cierta dosis de humor en el planteamiento, Coppola conduce La seducción hacia una historia casi de supervivencia en un contexto de guerra, la cual viene dada mediante un sonido de fondo constante en el que se escuchan los cañonazos y disparos del campo de batalla, una manera excelente por su parte de crear un clima y una atmósfera, de integrar la guerra en un espacio, en apariencia, lejos de ella. Pero esos tiempos bélicos se introducen en la casa, dado que el comportamiento tanto del cabo como de las jóvenes acaba siendo el resultado de esa época.

El estilo de Coppola, minimalista y conciso en la construcción de las imágenes, de gran belleza en su fotografía y en el cuidado de la producción, crea un gran contraste con la turbiedad de la historia, la cual transcurre con rapidez, de forma muy seca y distante. La directora muestra la ambigüedad de todos los comportamientos, pero también con una visión sobre ese grupo de mujeres y sus actos que tiene su conclusión lógica con la imagen final que cierra una película muy perturbadora que acaba siendo una mirada hacia las miserias del ser humano en tiempos de enfrentamiento.

Ficha Técnica

Título original: The Beguiled (2017)

País: Estados Unidos

Director: Sofia Coppola

Guión: Sofia Coppola, a partir de la novela de Thomas Cullinan.

Música: Phoenix.

Género: Drama.

Reparto: Colin Farrell, Elle Fanning, Nicole Kidman, Kirsten Dunst, Angourie Rice, Oona Laurence, Addison Riecke,.

Comparte
Comenta
Tags:
cine
Newsletter
Recibe Aleteia cada día