Aleteia

La capilla que guarda la piedra sobre la que rezaba santa Juana de Arco

Public Domain
Comparte
Comenta

La única iglesia católica del siglo XV aún en uso en Estados Unidos

¿Dónde se encuentra el edificio más antiguo del hemisferio occidental que todavía se use para su propósito original?

Quizás te sorprenda saber que está en Milwaukee, Wisconsin, Estados Unidos, y que es una iglesia católica del siglo XV donde todavía se celebra misa.

La capilla de Juana de Arco ha sido un elemento del campus de la Universidad Marquette desde que fuera trasladada, ladrillo a ladrillo, a esta universidad católica jesuita hace 50 años.

En 1927, Gertrude Hill Gavin, hija de un magnate del ferrocarril estadounidense, adquirió la capilla y la hizo enviar desde el pueblo de Chasse, en el valle Rhone en Francia, hasta la propiedad de su familia (un castillo francés que también habían comprado) en Long Island, Nueva York. Poco después, Francia promulgó una ley que prohibía estas prácticas para proteger así el patrimonio cultural del país.

Gavin, que era devota de Juana de Arco, santa patrona de Francia y heroína de la Guerra de los Cien Años, recibió permiso del papa Pío XI en 1933 para celebrar misa en el edificio (la carta todavía se expone en la nave).

Junto con la capilla, Gavin también adquirió un altar del siglo XIII y la “piedra de Juana de Arco”, sobre la que se dice que santa Juana rezaba después de la batalla. La leyenda dice que la piedra siempre está más fría al tacto que las piedras de su alrededor.

En 1962, después de que Gavin vendiera el castillo y la capilla, los nuevos propietarios la donaron a la Universidad Marquette. Los trabajadores pasaron nueve meses desmontando la capilla piedra a piedra y etiquetándolas antes de cargarlas en camiones camino de Milwaukee.

La iglesia recompuesta abrió sus puertas al público en 1966 y sigue atrayendo a cientos de fieles cada semana. Los servicios litúrgicos son públicos y populares entre los estudiantes.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día